Revista Bioreview Edición 41 - Enero 2015

MERCK
MANLAB
WIENER LAB

 

PAIERC - Programa de Abordaje Integral Enfermedad Renal Crónica

Equipo INCUCAI
Coordinación: Oscar N. Canel
Integrantes: Adriana Procupet, Clarisa Weisman, Gabriela Greco, Cecilia Jaime, Mario Acuña, Rodolfo Kaufmann
Contactos: +54 11 4788 8300 - (Interno 113) - +54 11 15 5049 1078 -

paierc@incucai.gov.ar - ocanel@incucai.gov.ar

La Enfermedad Renal Crónica (ERC) es un problema de salud pública mundial. La manifestación más grave de la enfermedad renal es la insuficiencia renal crónica terminal (IRCT) que lleva al paciente a la necesidad de terapia de sustitución renal como diálisis crónica (hemodiálisis o diálisis peritoneal) o trasplante renal, con el consecuente impacto sobre los sistemas de salud que deben absorber los costos sociales y económicos que estos tratamientos implican.

Mientras la incidencia de la IRCT se ha duplicado en los últimos 10 años, hay muchos pacientes con ERC en estadíos tempranos que no tienen diagnóstico y tratamiento. Se estima que, en la población general, un 16.9% de los mayores de 20 años padecen este problema de salud. Estudios en Argentina demuestran cifras similares. Asimismo, mediante datos registrados en el Sistema Nacional de Trasplantes (SINTRA), se encuentra en aumento el número de pacientes en tratamiento con diálisis, así  como el número de trasplantes renales, aunque con diferencias regionales importantes.

Es de prever en Argentina un aumento progresivo de estas cifras, considerando la transición epidemiológica en curso, que implica un aumento de las enfermedades crónicas, sumada a un envejecimiento progresivo de la población, hecho que también  predispone a la ERC.

Existen evidencias de que el tratamiento precoz de la enfermedad renal puede prevenir o retrasar la progresión a estadios más graves, sus complicaciones, así como disminuir el riesgo asociado a la enfermedad cardiovascular. A  pesar de ello, la mayoría de los pacientes con enfermedad renal no son reconocidos en el primer nivel de atención hasta que presentan síntomas. Así mismo, existen falencias en el segundo y tercer nivel de atención, sumado a una deficiente referencia y contrarreferencia entre los tres niveles. Esto repercute en la eficiencia y eficacia del sistema de salud, y, en definitiva, en la calidad de atención y la calidad de vida de la persona que padece este problema de salud.

La Enfermedad Renal Crónica (ERC) es un problema de salud pública mundial. La manifestación más grave de la enfermedad renal es la insuficiencia renal crónica terminal (IRCT) que lleva al paciente a la necesidad de terapia de sustitución renal como diálisis crónica (hemodiálisis o diálisis peritoneal) o trasplante renal, con el consecuente impacto sobre los sistemas de salud que deben absorber los costos sociales y económicos que estos tratamientos implican.

Mientras la incidencia de la IRCT se ha duplicado en los últimos 10 años, hay muchos pacientes con ERC en estadíos tempranos que no tienen diagnóstico y tratamiento. Se estima que, en la población general, un 16.9% de los mayores de 20 años padecen este problema de salud. Estudios en Argentina demuestran cifras similares. Asimismo, mediante datos registrados en el Sistema Nacional de Trasplantes (SINTRA), se encuentra en aumento el número de pacientes en tratamiento con diálisis, así  como el número de trasplantes renales, aunque con diferencias regionales importantes.

Es de prever en Argentina un aumento progresivo de estas cifras, considerando la transición epidemiológica en curso, que implica un aumento de las enfermedades crónicas, sumada a un envejecimiento progresivo de la población, hecho que también  predispone a la ERC.

Existen evidencias de que el tratamiento precoz de la enfermedad renal puede prevenir o retrasar la progresión a estadios más graves, sus complicaciones, así como disminuir el riesgo asociado a la enfermedad cardiovascular. A  pesar de ello, la mayoría de los pacientes con enfermedad renal no son reconocidos en el primer nivel de atención hasta que presentan síntomas. Así mismo, existen falencias en el segundo y tercer nivel de atención, sumado a una deficiente referencia y contrarreferencia entre los tres niveles. Esto repercute en la eficiencia y eficacia del sistema de salud, y, en definitiva, en la calidad de atención y la calidad de vida de la persona que padece este problema de salud.

CERRAR
MANLAB
WIENER LAB
MERCK
» Abrir toda la revista
Bioquímica Molecular +-
Diagnóstico Clínico Aplicado +- Gestión de la Calidad +- Actualidad +- Bioresearch +- Novedades CUBRA +- Agenda de formación continua y posgrado »
WIENER LAB