Revista Bioreview Edición 9 - Mayo 2012

BIODIAGNOSTICO

 

Instituto de Oncología Ángel H. Roffo.Argentina

Una asociación innovadora y próspera: liderando la lucha contra el cáncer en la Argentina

img_9_6_3img_9_6_4Dr. Ricardo Kirchuk, Director del Hospital Roffo
Dra. Berta M. C. Roth, Directora Área Terapia Radiante y Diagnóstico por Imágenes
Dra. Sonia Rosetti, Directora del Laboratorio

img_9_6_1El Instituto Roffo de Oncología en Buenos Aires, desempeña un papel central para mejorar la calidad de vida de los pacientes con cáncer en todo el país, brindando diagnósticos y tratamientos de alta calidad. El Instituto Roffo y Roche tienen una larga historia de fuertes relaciones de trabajo basadas no sólo en importantes terapias de vanguardia para el cáncer, sino también en la visión compartida de proporcionar el mejor cuidado para todos los pacientes con cáncer.

Instituto de Oncología Ángel H. Roffo, Argentina
• 80 camas
• Hasta 120.000 resultados de laboratorio clínico por año
• Hasta 10.000 ensayos inmunoquímicos por año

Experiencia y tecnología -esperanzas para los pacientes con cáncer

Después de haber publicado más de 50 trabajos importantes de investigación clínica en los últimos años, contribuimos activamente al avance de la comprensión de la oncología compartiendo nuestras experiencias con la comunidad médica en todo el mundo. Utilizamos las últimas tecnologías y medicamentos para el tratamiento del cáncer, y al hacerlo, nos convertimos en un factor crucial para establecer estándares en toda América Latina. También por eso, nuestra relación con Roche es muy importante para nosotros, ya que ellos son reconocidos mundialmente como líderes en oncología”.

El Instituto Roffo es una institución totalmente diferente a otros hospitales de la Argentina y la Dra. Roth, Directora del Área de Terapia Radiante y Diagnóstico por Imágenes, muestra una gran pasión para que la institución mantenga su reputación de principal prestadora de servicios oncológicos del país. Con 65.000 consultas anuales, 3.000 hospitalizaciones, 2.500 procedimientos quirúrgicos y miles de ciclos administrados de quimioterapia y radioterapia, es el principal centro oncológico de Buenos Aires. Pero estas impresionantes estadísticas no cuentan la verdadera historia del Instituto Roffo: se debe entender cómo ha evolucionado a lo largo de los años, comenzando como un centro académico universitario enfocado en la educación.

Aunque actualmente se destaque como un hospital especializado gracias a su capacidad de atraer inversión tecnológica, el énfasis en la investigación aún moldea el carácter del Instituto Roffo y su relación con otros centros médicos más pequeños y hospitales de la Argentina. Estas instituciones valoran mucho esta relación, no sólo en términos de derivaciones de pacientes, sino también por compartir conocimientos y por el libre flujo de información y asesoramiento.

Lo que impresiona particularmente del Instituto Roffo, es su capacidad continua para desempeñarse en un nivel tan alto pese a operar con presupuestos muy estrechos de modo que su compromiso con las empresas proveedoras es de colaboración genuina y no sólo se basa en una relación comercial. En Roche, reconocen que tratan con una compañía que entiende sobre el valor de una asociación mutuamente beneficiosa.

“Utilizamos las últimas tecnologías y líneas de terapia para el tratamiento
del cáncer, y al hacerlo, nos convertimos en un elemento crucial para
establecer estándares en todo el continente de América Latina.”

El Instituto Roffo y Roche - una asociación que comparte recursos y genera conocimiento

El Dr. Kirchuk, es el Director del Hospital y un oncólogo eminente. Él, tal vez más que nadie, entiende que el valor de una sociedad que no termina con la entrega de un producto. Sabe que para que el Instituto Roffo mantenga su posición de liderazgo, es importante trabajar con socios proactivos y que entiendan qué necesitan los clientes como él, para que la relación prospere.

Un ejemplo de cómo Roche cumple con sus expectativas, es a través del aprovisionamiento de su biblioteca, que si bien ofrece un lugar para aprender, también cumple una importante función como lugar de encuentro e intercambio de información para los estudiantes de medicina y el personal. Actúa como un generador de ideas: reuniones formadoras, fomentando debates clínicos, investigando soluciones para necesidades
clínicas insatisfechas y generalmente, acelerando el ritmo de los desarrollos.

Los pacientes oncológicos en toda el territorio argentino perciben los beneficios tangibles de todo esto, porque el Instituto Roffo es fundamental en el proceso de establecimiento de las directrices y los protocolos de tratamiento que siguen los hospitales y médicos en todo el país, y a menudo más allá, en
otras partes del continente. Sabiendo esto, el hecho de ser atendido en el Instituto Roffo ya agrega confianza a los pacientes, especialmente cuando su neoplasia es una de las patologías menos comunes, como los cánceres de cabeza y cuello, sarcomas y tumores neuroendócrinos, porque en estos casos especiales el Instituto Roffo se desempeña a un nivel sólo observado en los mejores centros de cáncer del mundo.

“Estamos orgullosos de lo que podemos ofrecer a los pacientes que acuden a nosotros en busca de ayuda para obtener el mejor diagnóstico y un tratamiento avanzado, pero va más allá de eso. Aunque nos especializamos en el tratamiento de cáncer, sabemos que también es importante centrarse en los cuidados paliativos, ya que incluso con las terapias actuales más avanzadas, a veces llega un momento en que no podemos hacer nada para detener la progresión del cáncer, y la atención tiene que cambiar y enfocarse en el cuidado del paciente y de su familia, a través de otras modalidades.”

“La biblioteca actúa como un generador de ideas: reuniones
formadoras, fomentando debates clínicos, investigando soluciones
para necesidades clínicas insatisfechas y generalmente, acelerando el
ritmo de los desarrollos.

Diagnósticos diferenciales precisos - ¿Por qué cobas® puede ayudar a definir la forma de tratar al paciente?

La Dra. Sonia Rosetti es Directora del Laboratorio del Instituto Roffo y a lo largo de los años ha visto muchos cambios sofisticados de los servicios de diagnóstico que debe brindar un laboratorio como el suyo. En el caso de la oncología, es fundamental que ciertas pruebas que miden tolerabilidad (por ejemplo, las pruebas de función hepática y renal) y otras diversas mediciones de parámetros enzimáticos, se realicen con precisión y fiabilidad, para que el médico pueda determinar a la perfección el tiempo que debe transcurrir hasta el siguiente ciclo de tratamiento.

“Con el tiempo, fuimos apreciando cada vez más que Roche entiende nuestra situación y actúa como un verdadero socio: escuchan nuestras sugerencias y la relación en ambos lados es positiva, adaptable y confiable.”

Los primeros recuerdos de la Dra. Rosetti en su trato con Roche, fueron de aquella vez en que llegaron proactivamente al rescate después de un problema con el suministro de un reactivo de larga duración con su analizador anterior. Desde entonces, ella empezó a confiar en lo que describe como “un servicio de vanguardia hecho a nuestra medida.”

Por todos los desarrollos y avances realizados en el campo de la oncología durante los últimos años, muchos de ellos con Roche en el centro, la asociación abarca ahora algunas cuestiones sumamente técnicas y complejas. Por ejemplo, regularmente se dispone de nuevas pruebas para marcadores que ayudan a diagnosticar distintos tipos de cánceres, lo que inevitablemente conduce a que haya más pacientes bajo tratamiento, y en consecuencia, un mayor volumen de trabajo. Pero a pesar de este aumento de la complejidad, la Dra. Rosetti y su equipo aún enfrentan día a día cuestiones altamente emotivas relacionadas con los pacientes con cáncer, y siguen dependiendo de la funcionalidad básica, fiabilidad y eficiencia de su tecnología para ayudarles a lidiar con esto.

“Cuando estamos extrayendo sangre de un paciente cuyas venas están comprometidas debido a la quimioterapia, lo último que uno necesita es una prueba fallida y la necesidad de extraer más sangre. Por eso empezamos a ver a cobas como una parte integral de nuestro equipo”.

“Los analizadores cobas c 311 y cobas e 411 son sencillamente
irremplazables para nosotros, porque sin ellos estaríamos luchando
para mantener el ritmo con los requerimientos de diagnóstico de
nuestros oncólogos. “

La visión de un futuro mejor: donde el cáncer se previene y también se cura

La Dra. Roth es una entusiasta de la investigación y la tecnología, especialmente cuando permite avanzar significativamente en el conocimiento y ofrece un producto final con claros beneficios para la salud y el bienestar del paciente. Varios años atrás, a través de una relación previa con Roche, su investigación sobre la diferenciación de células tumorales en el cáncer de cuello uterino abrió la puerta a una importante iniciativa de investigación entre América Latina y la Agencia Atómica Internacional.

Esta experiencia proporcionó la chispa para inaugurar el Instituto Nacional de Oncología de Argentina -un organismo dedicado a mejorar el tratamiento del cáncer promoviendo la conciencia social y la prevención, la colaboración en proyectos internacionales, y la inversión en tecnología de punta. El trabajo en el que está involucrada la Dra. Roth y su equipo, consolidarán la posición del Instituto Roffo como eje del Instituto Nacional de Oncología, a medida que crezca y extienda su influencia.

En términos tecnológicos, es reconocida como una institución que ofrece las últimas innovaciones. El Instituto Roffo cuenta con un ciclotrón (utilizado para la terapia de protones avanzada, no invasiva), y recientemente añadió un acelerador lineal 15 MeV –la tecnología médica más avanzada en todo el país - y pronto se instalará una unidad de PET para mejorar más su capacidad tecnológica.

Esto también abre el camino a la introducción de instrumentos plenamente automatizados para la marcación de tejidos, de Roche Tissue Diagnostics/Ventana, que permitirá a los patólogos analizar muestras de biopsias y tejidos de pacientes a nivel molecular, para ayudar a determinar la mejor terapia para cada pacientes individual.

“Me siento honrada de trabajar en un ambiente tan estimulante, y todo el personal del Instituto Roffo está tan motivado que estamos seguros de hacer una verdadera diferencia en las vidas de los pacientes con cáncer y sus familias. La tecnología es importante ya que nos permite brindar un alto nivel de atención, y también permite destacar nuestras capacidades en términos de conocimiento y experiencia, que son importantes en la construcción de la confianza. Además ofrecemos el lado humano de la atención - la empatía de saber realmente sobre oncología. Creo que Roche tiene la misma empatía.”

 

img_9_6_1El Instituto Roffo de Oncología en Buenos Aires, desempeña un papel central para mejorar la calidad de vida de los pacientes con cáncer en todo el país, brindando diagnósticos y tratamientos de alta calidad. El Instituto Roffo y Roche tienen una larga historia de fuertes relaciones de trabajo basadas no sólo en importantes terapias de vanguardia para el cáncer, sino también en la visión compartida de proporcionar el mejor cuidado para todos los pacientes con cáncer.

Instituto de Oncología Ángel H. Roffo, Argentina
• 80 camas
• Hasta 120.000 resultados de laboratorio clínico por año
• Hasta 10.000 ensayos inmunoquímicos por año

Experiencia y tecnología -esperanzas para los pacientes con cáncer

Después de haber publicado más de 50 trabajos importantes de investigación clínica en los últimos años, contribuimos activamente al avance de la comprensión de la oncología compartiendo nuestras experiencias con la comunidad médica en todo el mundo. Utilizamos las últimas tecnologías y medicamentos para el tratamiento del cáncer, y al hacerlo, nos convertimos en un factor crucial para establecer estándares en toda América Latina. También por eso, nuestra relación con Roche es muy importante para nosotros, ya que ellos son reconocidos mundialmente como líderes en oncología”.

El Instituto Roffo es una institución totalmente diferente a otros hospitales de la Argentina y la Dra. Roth, Directora del Área de Terapia Radiante y Diagnóstico por Imágenes, muestra una gran pasión para que la institución mantenga su reputación de principal prestadora de servicios oncológicos del país. Con 65.000 consultas anuales, 3.000 hospitalizaciones, 2.500 procedimientos quirúrgicos y miles de ciclos administrados de quimioterapia y radioterapia, es el principal centro oncológico de Buenos Aires. Pero estas impresionantes estadísticas no cuentan la verdadera historia del Instituto Roffo: se debe entender cómo ha evolucionado a lo largo de los años, comenzando como un centro académico universitario enfocado en la educación.

Aunque actualmente se destaque como un hospital especializado gracias a su capacidad de atraer inversión tecnológica, el énfasis en la investigación aún moldea el carácter del Instituto Roffo y su relación con otros centros médicos más pequeños y hospitales de la Argentina. Estas instituciones valoran mucho esta relación, no sólo en términos de derivaciones de pacientes, sino también por compartir conocimientos y por el libre flujo de información y asesoramiento.

Lo que impresiona particularmente del Instituto Roffo, es su capacidad continua para desempeñarse en un nivel tan alto pese a operar con presupuestos muy estrechos de modo que su compromiso con las empresas proveedoras es de colaboración genuina y no sólo se basa en una relación comercial. En Roche, reconocen que tratan con una compañía que entiende sobre el valor de una asociación mutuamente beneficiosa.

“Utilizamos las últimas tecnologías y líneas de terapia para el tratamiento
del cáncer, y al hacerlo, nos convertimos en un elemento crucial para
establecer estándares en todo el continente de América Latina.”

El Instituto Roffo y Roche - una asociación que comparte recursos y genera conocimiento

El Dr. Kirchuk, es el Director del Hospital y un oncólogo eminente. Él, tal vez más que nadie, entiende que el valor de una sociedad que no termina con la entrega de un producto. Sabe que para que el Instituto Roffo mantenga su posición de liderazgo, es importante trabajar con socios proactivos y que entiendan qué necesitan los clientes como él, para que la relación prospere.

Un ejemplo de cómo Roche cumple con sus expectativas, es a través del aprovisionamiento de su biblioteca, que si bien ofrece un lugar para aprender, también cumple una importante función como lugar de encuentro e intercambio de información para los estudiantes de medicina y el personal. Actúa como un generador de ideas: reuniones formadoras, fomentando debates clínicos, investigando soluciones para necesidades
clínicas insatisfechas y generalmente, acelerando el ritmo de los desarrollos.

Los pacientes oncológicos en toda el territorio argentino perciben los beneficios tangibles de todo esto, porque el Instituto Roffo es fundamental en el proceso de establecimiento de las directrices y los protocolos de tratamiento que siguen los hospitales y médicos en todo el país, y a menudo más allá, en
otras partes del continente. Sabiendo esto, el hecho de ser atendido en el Instituto Roffo ya agrega confianza a los pacientes, especialmente cuando su neoplasia es una de las patologías menos comunes, como los cánceres de cabeza y cuello, sarcomas y tumores neuroendócrinos, porque en estos casos especiales el Instituto Roffo se desempeña a un nivel sólo observado en los mejores centros de cáncer del mundo.

“Estamos orgullosos de lo que podemos ofrecer a los pacientes que acuden a nosotros en busca de ayuda para obtener el mejor diagnóstico y un tratamiento avanzado, pero va más allá de eso. Aunque nos especializamos en el tratamiento de cáncer, sabemos que también es importante centrarse en los cuidados paliativos, ya que incluso con las terapias actuales más avanzadas, a veces llega un momento en que no podemos hacer nada para detener la progresión del cáncer, y la atención tiene que cambiar y enfocarse en el cuidado del paciente y de su familia, a través de otras modalidades.”

“La biblioteca actúa como un generador de ideas: reuniones
formadoras, fomentando debates clínicos, investigando soluciones
para necesidades clínicas insatisfechas y generalmente, acelerando el
ritmo de los desarrollos.

Diagnósticos diferenciales precisos - ¿Por qué cobas® puede ayudar a definir la forma de tratar al paciente?

La Dra. Sonia Rosetti es Directora del Laboratorio del Instituto Roffo y a lo largo de los años ha visto muchos cambios sofisticados de los servicios de diagnóstico que debe brindar un laboratorio como el suyo. En el caso de la oncología, es fundamental que ciertas pruebas que miden tolerabilidad (por ejemplo, las pruebas de función hepática y renal) y otras diversas mediciones de parámetros enzimáticos, se realicen con precisión y fiabilidad, para que el médico pueda determinar a la perfección el tiempo que debe transcurrir hasta el siguiente ciclo de tratamiento.

“Con el tiempo, fuimos apreciando cada vez más que Roche entiende nuestra situación y actúa como un verdadero socio: escuchan nuestras sugerencias y la relación en ambos lados es positiva, adaptable y confiable.”

Los primeros recuerdos de la Dra. Rosetti en su trato con Roche, fueron de aquella vez en que llegaron proactivamente al rescate después de un problema con el suministro de un reactivo de larga duración con su analizador anterior. Desde entonces, ella empezó a confiar en lo que describe como “un servicio de vanguardia hecho a nuestra medida.”

Por todos los desarrollos y avances realizados en el campo de la oncología durante los últimos años, muchos de ellos con Roche en el centro, la asociación abarca ahora algunas cuestiones sumamente técnicas y complejas. Por ejemplo, regularmente se dispone de nuevas pruebas para marcadores que ayudan a diagnosticar distintos tipos de cánceres, lo que inevitablemente conduce a que haya más pacientes bajo tratamiento, y en consecuencia, un mayor volumen de trabajo. Pero a pesar de este aumento de la complejidad, la Dra. Rosetti y su equipo aún enfrentan día a día cuestiones altamente emotivas relacionadas con los pacientes con cáncer, y siguen dependiendo de la funcionalidad básica, fiabilidad y eficiencia de su tecnología para ayudarles a lidiar con esto.

“Cuando estamos extrayendo sangre de un paciente cuyas venas están comprometidas debido a la quimioterapia, lo último que uno necesita es una prueba fallida y la necesidad de extraer más sangre. Por eso empezamos a ver a cobas como una parte integral de nuestro equipo”.

“Los analizadores cobas c 311 y cobas e 411 son sencillamente
irremplazables para nosotros, porque sin ellos estaríamos luchando
para mantener el ritmo con los requerimientos de diagnóstico de
nuestros oncólogos. “

La visión de un futuro mejor: donde el cáncer se previene y también se cura

La Dra. Roth es una entusiasta de la investigación y la tecnología, especialmente cuando permite avanzar significativamente en el conocimiento y ofrece un producto final con claros beneficios para la salud y el bienestar del paciente. Varios años atrás, a través de una relación previa con Roche, su investigación sobre la diferenciación de células tumorales en el cáncer de cuello uterino abrió la puerta a una importante iniciativa de investigación entre América Latina y la Agencia Atómica Internacional.

Esta experiencia proporcionó la chispa para inaugurar el Instituto Nacional de Oncología de Argentina -un organismo dedicado a mejorar el tratamiento del cáncer promoviendo la conciencia social y la prevención, la colaboración en proyectos internacionales, y la inversión en tecnología de punta. El trabajo en el que está involucrada la Dra. Roth y su equipo, consolidarán la posición del Instituto Roffo como eje del Instituto Nacional de Oncología, a medida que crezca y extienda su influencia.

En términos tecnológicos, es reconocida como una institución que ofrece las últimas innovaciones. El Instituto Roffo cuenta con un ciclotrón (utilizado para la terapia de protones avanzada, no invasiva), y recientemente añadió un acelerador lineal 15 MeV –la tecnología médica más avanzada en todo el país - y pronto se instalará una unidad de PET para mejorar más su capacidad tecnológica.

Esto también abre el camino a la introducción de instrumentos plenamente automatizados para la marcación de tejidos, de Roche Tissue Diagnostics/Ventana, que permitirá a los patólogos analizar muestras de biopsias y tejidos de pacientes a nivel molecular, para ayudar a determinar la mejor terapia para cada pacientes individual.

“Me siento honrada de trabajar en un ambiente tan estimulante, y todo el personal del Instituto Roffo está tan motivado que estamos seguros de hacer una verdadera diferencia en las vidas de los pacientes con cáncer y sus familias. La tecnología es importante ya que nos permite brindar un alto nivel de atención, y también permite destacar nuestras capacidades en términos de conocimiento y experiencia, que son importantes en la construcción de la confianza. Además ofrecemos el lado humano de la atención - la empatía de saber realmente sobre oncología. Creo que Roche tiene la misma empatía.”

 

CERRAR
BIODIAGNOSTICO
» Abrir toda la revista
Bioquímica Molecular +- Diagnóstico Clínico Aplicado +- Gestión de la Calidad +- Actualidad +- Bioresearch +- Novedades CUBRA +- Agenda de formación continua y posgrado »