Revista Bioreview Edición 24 - Agosto 2013

BIODIAGNOSTICO
LABORATORIO DE MEDICINA

 

Diagnóstico Molecular - Medicina personalizada en Oncohematología

Tecnolab S.A.
Bioq. Mónica Rodríguez y Dra. Florencia Siciliano
División Patología y Anticuerpospatología@tecnolab.com.ar

Las neoplasias mieloproliferativas (NMPs) son un grupo de enfermedades clonales de células progenitoras hematopoyéticas multipotenciales.

Las NMPs comprenden la policitemia vera (PV), la trombocitemia esencial (TE) y mielofibrosis primaria (MFP). A su vez tanto la PV como la TE pueden progresar a mielofibrosis. Cada una de estas entidades presentan recuentos sanguíneos anómalos que a su vez varían de acuerdo a la patología como  eritrocitosis en polictemia vera y trombocitosis en la TE.

Los ensayos moleculares desempeñan una función clave en el diagnóstico y clasificación de las neoplasias malignas, y también pueden ayudar a identificar subtipos específicos de una neoplasia particular. La leucemia mieloide crónica (LCM) fue la primera hemopatía maligna en la que pudo observarse una correlación directa entre la existencia de un oncogen quimérico y la aparición de la enfermedad.

La presencia de una anormalidad genética adquirida entre el cromosoma 9 y 22, traslocación t (9;22) produce un reordenamiento de los genes BCR/ABL dando lugar a la formación del cromosoma Philadelphia. La proteína resultante es una tirosin kinasa, target de acción de los tratamientos. El cromosoma  Philadelphia se encuentra en el 90% de los enfermos con LMC y en algunos pacientes con leucemia aguda.

Posteriormente, en el 2005 se descubrió una  nueva alteración molecular, la mutación somática de la proteína JAK2 (mutación V617F), esta fue descripta en casi todos los pacientes con PV y cerca del  60% de los pacientes con TE. Aún cuando no pueda considerarse como un marcador específico de ninguna de ellas, permite aclarar el papel preponderante  que juega dicha alteración en la patogénesis de las neoplasias proliferativas.

IPSOGEN ofrece pruebas moleculares de diagnóstico in vitro (IVD) para enfermedades oncohematológicas. Estos kits no solo permiten el diagnóstico y clasificación de la neoplasia, sino también determinar pronóstico y guiar una  terapia.

El kit Ipsogen BCR-ABL1 Mbcr IS-MMR (670713) está diseñado para la detección y cuantificación de los transcriptos de fusión p210 del gen BCR-ABL  en muestras de ARN total extraídas a partir de sangre o médula ósea de pacientes con Leucemia Mieloide Crónica (LMC) o Leucemia Linfocítica Aguda (LLA). Estos kits se basan en el método de RT-PCR en tiempo real para la cuantificación de BCR-ABL, y utilizan el gen ABL como gen de referencia normalizador.  Los resultados se expresan como la relación Nº de copias BCR-ABL / Nº de copias ABL, permitiendo de esta manera garantizar la calidad y cantidad de ARN analizado y normalizar los resultados, pudiéndose así comparar datos de distintas determinaciones a lo largo del tiempo.

El kit Ipsogen BCR-ABL1 Mbcr IS-MMR es un sistema altamente específico, sensible y reproducible. Cada kit cuenta con 4 estándares de cuantificación para ABL y 5 estándares para Mbcr.  Los distintos cebadores y sondas fueron diseñados de acuerdo a las recomendaciones de Europe Against Cancer (EAC). Además, el kit cuenta con un calibrador ISMMR. Este calibrador estandarizado a la escala internacional, permite convertir los resultados de número de copias normalizadas (NCN) a escala internacional y reportar el estado de la respuesta molecular mayor (RMM). También se incluye en el kit un control de ARN positivo para la translocación, el  cual permite monitorear los pasos de la transcripción reversa y amplificación de ABL Y BCRABL Mbcr.

Ipsogen BCR-ABL1 Mbcr IS-MMR permite lograr la comparabilidad y la armonización interlaboratorio, que es de suma importancia en este tipo de enfermedades donde es necesaria la monitorización molecular para poder estratificar la respuesta al tratamiento y detectar una pérdida temprana de la respuesta lograda. 

Qiagen ofrece para la detección de la mutación V617F/G1849T del gen JAK2 en el ADN genómico de pacientes con posible neoplasia mieloproliferativa, el kit ipsogen JAK2 MutaSearch (673823). Este kit permite una detección sensible y altamente específica de la mutación JAK2 V617F/G1849T.

Ipsogen JAK2 MutaSearch provee de los cebadores y sondas  específicos para detectar tanto para el alelo mutado como el salvaje. Además contiene una muestra de ADN para ser utilizada como ¨cut-off¨ (1% JAK2  V617F), un control positivo (ADNg 100% JAK2 V617F), un control negativo (ADNg 0% JAK2 V617F). La utilización de la muestra ¨cut-off¨ y los controles  aseguran un análisis cualitativo correcto de los resultados.

Recientemente se ha incorporado la cuantificación de la mutación JAK2V617F como herramienta potencialmente útil para controlar la respuesta al tratamiento de la PV y TE. Se ha observado una disminución de la carga de la mutación V617F del gen JAK2 en respuesta a algunos fármacos nuevos dirigidos contra la JAK2 en fase de desarrollo clínico. Convenientemente, el kit ipsogen JAK2 MutaQuant (673522 y  673523) permite la detección y cuantificación de la mutación somática V617F/G1849T del gen JAK2 en ADN genómico extraído de sangre periférica de  pacientes con NMP. El kit ipsogen JAK2 MutaQuant es altamente sensible y reproducible. Estos kits contienen 4 diluciones estándares plasmídicas para la  mutante JAK2 V617F y 4 para el alelo salvaje JAK2.La utilización de los estándares permite rigurosidad en la cuantificación de los transcriptos. Los resultados  son expresados en porcentaje de JAK2 V617F en un total de JAK2.

Por último, cabe destacar que todos estos kits se encuentran validados para utilizar con  los instrumentos Rotor-Gene Q, Applied Biosystems, ABI PRISM y LightCycler.

Las neoplasias mieloproliferativas (NMPs) son un grupo de enfermedades clonales de células progenitoras hematopoyéticas multipotenciales.

Las NMPs comprenden la policitemia vera (PV), la trombocitemia esencial (TE) y mielofibrosis primaria (MFP). A su vez tanto la PV como la TE pueden progresar a mielofibrosis. Cada una de estas entidades presentan recuentos sanguíneos anómalos que a su vez varían de acuerdo a la patología como  eritrocitosis en polictemia vera y trombocitosis en la TE.

Los ensayos moleculares desempeñan una función clave en el diagnóstico y clasificación de las neoplasias malignas, y también pueden ayudar a identificar subtipos específicos de una neoplasia particular. La leucemia mieloide crónica (LCM) fue la primera hemopatía maligna en la que pudo observarse una correlación directa entre la existencia de un oncogen quimérico y la aparición de la enfermedad.

La presencia de una anormalidad genética adquirida entre el cromosoma 9 y 22, traslocación t (9;22) produce un reordenamiento de los genes BCR/ABL dando lugar a la formación del cromosoma Philadelphia. La proteína resultante es una tirosin kinasa, target de acción de los tratamientos. El cromosoma  Philadelphia se encuentra en el 90% de los enfermos con LMC y en algunos pacientes con leucemia aguda.

Posteriormente, en el 2005 se descubrió una  nueva alteración molecular, la mutación somática de la proteína JAK2 (mutación V617F), esta fue descripta en casi todos los pacientes con PV y cerca del  60% de los pacientes con TE. Aún cuando no pueda considerarse como un marcador específico de ninguna de ellas, permite aclarar el papel preponderante  que juega dicha alteración en la patogénesis de las neoplasias proliferativas.

IPSOGEN ofrece pruebas moleculares de diagnóstico in vitro (IVD) para enfermedades oncohematológicas. Estos kits no solo permiten el diagnóstico y clasificación de la neoplasia, sino también determinar pronóstico y guiar una  terapia.

El kit Ipsogen BCR-ABL1 Mbcr IS-MMR (670713) está diseñado para la detección y cuantificación de los transcriptos de fusión p210 del gen BCR-ABL  en muestras de ARN total extraídas a partir de sangre o médula ósea de pacientes con Leucemia Mieloide Crónica (LMC) o Leucemia Linfocítica Aguda (LLA). Estos kits se basan en el método de RT-PCR en tiempo real para la cuantificación de BCR-ABL, y utilizan el gen ABL como gen de referencia normalizador.  Los resultados se expresan como la relación Nº de copias BCR-ABL / Nº de copias ABL, permitiendo de esta manera garantizar la calidad y cantidad de ARN analizado y normalizar los resultados, pudiéndose así comparar datos de distintas determinaciones a lo largo del tiempo.

El kit Ipsogen BCR-ABL1 Mbcr IS-MMR es un sistema altamente específico, sensible y reproducible. Cada kit cuenta con 4 estándares de cuantificación para ABL y 5 estándares para Mbcr.  Los distintos cebadores y sondas fueron diseñados de acuerdo a las recomendaciones de Europe Against Cancer (EAC). Además, el kit cuenta con un calibrador ISMMR. Este calibrador estandarizado a la escala internacional, permite convertir los resultados de número de copias normalizadas (NCN) a escala internacional y reportar el estado de la respuesta molecular mayor (RMM). También se incluye en el kit un control de ARN positivo para la translocación, el  cual permite monitorear los pasos de la transcripción reversa y amplificación de ABL Y BCRABL Mbcr.

Ipsogen BCR-ABL1 Mbcr IS-MMR permite lograr la comparabilidad y la armonización interlaboratorio, que es de suma importancia en este tipo de enfermedades donde es necesaria la monitorización molecular para poder estratificar la respuesta al tratamiento y detectar una pérdida temprana de la respuesta lograda. 

Qiagen ofrece para la detección de la mutación V617F/G1849T del gen JAK2 en el ADN genómico de pacientes con posible neoplasia mieloproliferativa, el kit ipsogen JAK2 MutaSearch (673823). Este kit permite una detección sensible y altamente específica de la mutación JAK2 V617F/G1849T.

Ipsogen JAK2 MutaSearch provee de los cebadores y sondas  específicos para detectar tanto para el alelo mutado como el salvaje. Además contiene una muestra de ADN para ser utilizada como ¨cut-off¨ (1% JAK2  V617F), un control positivo (ADNg 100% JAK2 V617F), un control negativo (ADNg 0% JAK2 V617F). La utilización de la muestra ¨cut-off¨ y los controles  aseguran un análisis cualitativo correcto de los resultados.

Recientemente se ha incorporado la cuantificación de la mutación JAK2V617F como herramienta potencialmente útil para controlar la respuesta al tratamiento de la PV y TE. Se ha observado una disminución de la carga de la mutación V617F del gen JAK2 en respuesta a algunos fármacos nuevos dirigidos contra la JAK2 en fase de desarrollo clínico. Convenientemente, el kit ipsogen JAK2 MutaQuant (673522 y  673523) permite la detección y cuantificación de la mutación somática V617F/G1849T del gen JAK2 en ADN genómico extraído de sangre periférica de  pacientes con NMP. El kit ipsogen JAK2 MutaQuant es altamente sensible y reproducible. Estos kits contienen 4 diluciones estándares plasmídicas para la  mutante JAK2 V617F y 4 para el alelo salvaje JAK2.La utilización de los estándares permite rigurosidad en la cuantificación de los transcriptos. Los resultados  son expresados en porcentaje de JAK2 V617F en un total de JAK2.

Por último, cabe destacar que todos estos kits se encuentran validados para utilizar con  los instrumentos Rotor-Gene Q, Applied Biosystems, ABI PRISM y LightCycler.

CERRAR
BIODIAGNOSTICO
LABORATORIO DE MEDICINA
» Abrir toda la revista
Bioquímica Molecular +- Diagnóstico Clínico Aplicado +- Gestión de la Calidad +- Actualidad +- Bioresearch +- Novedades CUBRA +- Agenda de formación continua y posgrado »