Revista Bioreview Edición 53 - Diciembre 2015

BIODIAGNOSTICO

 

Día Mundial del SIDA 2015: la meta es poner fin a la epidemia para 2030

A nivel global, desciende el número de nuevas infecciones por VIH. En la región, la cantidad de casos en niños de 0 a 14 años descendió entre
2000 y 2014 un 78%. En Argentina se estima que 126 mil personas viven con el virus, pero el 30 por ciento no lo sabe.

Buenos Aires, 30 de noviembre de 2015 (OPS/OMS).- Las nuevas infecciones por VIH se redujeron en el mundo en un 35% y las muertes por SIDA,  en un 25%, desde el 2000. América sigue progresando en la eliminación de la transmisión del virus de madre a hijo, de acuerdo con datos de la  Organización Panamericana de la Salud/Organización Mundial de la Salud (OPS/OMS). De todas formas, resulta clave acceder a un diagnóstico  temprano para poder llevar adelante una buena calidad de vida. En Argentina se estima que 126 mil personas viven con VIH, pero el 30 por ciento no  lo sabe.

En septiembre pasado, los líderes mundiales acordaron los Objetivos de Desarrollo Sostenible, que supone acelerar los esfuerzos para poner fin al  sida. La meta es terminar con la epidemia para 2030. En el Día Mundial del SIDA, este 1 de diciembre, la OMS publicará nuevas recomendaciones  para impulsar el logro de las metas: el uso de métodos innovadores para los análisis del VIH; la continuidad de los tratamientos atendiendo a las  diversas necesidades individuales; y el ofrecimiento de una amplia selección de opciones de prevención.

Los resultados son mejores cuando los países realizan importantes inversiones nacionales, fundamentan los programas sanitarios contra el SIDA n datos de buena calidad y simplifican los programas de prevención y tratamiento.

La OPS publicó un informe sobre el progreso en las Américas para la eliminación de la transmisión materno-infantil del VIH y sífilis en la región. Cada año aumenta el número de embarazadas con VIH que recibe antirretrovirales. En tanto, el número de infecciones nuevas por VIH en niños de 0 a 14 años descendió entre 2000 y 2014 un 78%, lo que supuso el año pasado unos 2.500 nuevos casos de infección por el VIH en niños de América Latina y el Caribe.

Asimismo, en 2014 se le hizo la prueba de detección de VIH y la orientación conexa al 75% de las embarazadas de América Latina y el Caribe. En Argentina, durante el bienio 2013-2014, la transmisiónvertical del VIH se ubicó en 4,8%, es decir que se infectaron casi 5 niños por cada 100 expuestos, según datos oficiales.

Uno de los factores que más incide en la mortalidad por SIDA es el diagnóstico tardío de infección. En el país, el 23% de las mujeres y el 30% de  los varones con VIH llegan tardíamente al diagnóstico. Por este motivo, resulta clave que la población se haga el test del VIH y que los equipos de salud estimulen su realización.

La Argentina fue uno de los primeros países en garantizar el acceso universal gratuito a los tratamientos antirretrovirales y fue pionero en la región -junto con Brasil- en ofrecer tratamiento a todas las personas con VIH desde el momento del diagnóstico. Actualmente hay 69.000 personas en tratamiento; el 69% provisto por el Estado nacional y el resto, también de forma gratuita, por la seguridad social y los sistemas de medicina prepaga. Se estima que a partir de la modificación de las recomendaciones de tratamiento realizadas a finales del 2014, este número debería aumentar en los próximos años, en función de alcanzar la meta de 90% de personas en tratamiento para el 2020.

A nivel global, desciende el número de nuevas infecciones por VIH. En la región, la cantidad de casos en niños de 0 a 14 años descendió entre
2000 y 2014 un 78%. En Argentina se estima que 126 mil personas viven con el virus, pero el 30 por ciento no lo sabe.

Buenos Aires, 30 de noviembre de 2015 (OPS/OMS).- Las nuevas infecciones por VIH se redujeron en el mundo en un 35% y las muertes por SIDA,  en un 25%, desde el 2000. América sigue progresando en la eliminación de la transmisión del virus de madre a hijo, de acuerdo con datos de la  Organización Panamericana de la Salud/Organización Mundial de la Salud (OPS/OMS). De todas formas, resulta clave acceder a un diagnóstico  temprano para poder llevar adelante una buena calidad de vida. En Argentina se estima que 126 mil personas viven con VIH, pero el 30 por ciento no  lo sabe.

En septiembre pasado, los líderes mundiales acordaron los Objetivos de Desarrollo Sostenible, que supone acelerar los esfuerzos para poner fin al  sida. La meta es terminar con la epidemia para 2030. En el Día Mundial del SIDA, este 1 de diciembre, la OMS publicará nuevas recomendaciones  para impulsar el logro de las metas: el uso de métodos innovadores para los análisis del VIH; la continuidad de los tratamientos atendiendo a las  diversas necesidades individuales; y el ofrecimiento de una amplia selección de opciones de prevención.

Los resultados son mejores cuando los países realizan importantes inversiones nacionales, fundamentan los programas sanitarios contra el SIDA n datos de buena calidad y simplifican los programas de prevención y tratamiento.

La OPS publicó un informe sobre el progreso en las Américas para la eliminación de la transmisión materno-infantil del VIH y sífilis en la región. Cada año aumenta el número de embarazadas con VIH que recibe antirretrovirales. En tanto, el número de infecciones nuevas por VIH en niños de 0 a 14 años descendió entre 2000 y 2014 un 78%, lo que supuso el año pasado unos 2.500 nuevos casos de infección por el VIH en niños de América Latina y el Caribe.

Asimismo, en 2014 se le hizo la prueba de detección de VIH y la orientación conexa al 75% de las embarazadas de América Latina y el Caribe. En Argentina, durante el bienio 2013-2014, la transmisiónvertical del VIH se ubicó en 4,8%, es decir que se infectaron casi 5 niños por cada 100 expuestos, según datos oficiales.

Uno de los factores que más incide en la mortalidad por SIDA es el diagnóstico tardío de infección. En el país, el 23% de las mujeres y el 30% de  los varones con VIH llegan tardíamente al diagnóstico. Por este motivo, resulta clave que la población se haga el test del VIH y que los equipos de salud estimulen su realización.

La Argentina fue uno de los primeros países en garantizar el acceso universal gratuito a los tratamientos antirretrovirales y fue pionero en la región -junto con Brasil- en ofrecer tratamiento a todas las personas con VIH desde el momento del diagnóstico. Actualmente hay 69.000 personas en tratamiento; el 69% provisto por el Estado nacional y el resto, también de forma gratuita, por la seguridad social y los sistemas de medicina prepaga. Se estima que a partir de la modificación de las recomendaciones de tratamiento realizadas a finales del 2014, este número debería aumentar en los próximos años, en función de alcanzar la meta de 90% de personas en tratamiento para el 2020.

CERRAR
BIODIAGNOSTICO
» Abrir toda la revista
Bioquímica Molecular +- Diagnóstico Clínico Aplicado +- Gestión de la Calidad +- Actualidad +- Bioresearch +- Novedades CUBRA +- Agenda de formación continua y posgrado »