Revista Bioreview Edición 87 - Noviembre 2018

BIODIAGNOSTICO
LABORATORIO DE MEDICINA

 

Epidemiología y factores de riesgo de internación prolongada en niños con leucemia y bacteriemia. Estudio de cohorte

Investigación Clínica
Moira Taicz1, M. Guadalupe Pérez1, Vanesa Reijtman2, Alejandra Mastroianni2, Florencia Escarra1, M. Eva García2,
Ana Nina Varela1, Myriam Guitter3, Juana Romero4, Guillermo Ghibaudi4, Sandra Gómez1, Rosa Bologna1

1Servicio de Infectologia, Hospital de Pediatría Juan P. Garrahan, Argentina
2Servicio de Microbiología, Hospital de Pediatría Juan P. Garrahan, Argentina
3Servicio de Oncohematología, Hospital de Pediatría Juan P. Garrahan, Argentina
4Cuidados intermedios y moderados, Hospital de Pediatría Juan P. Garrahan, Argentina

Revista chilena de infectología- versión impresa ISSN 0716-1018
Rev. chil. infectol. vol.35 no.3 Santiago 2018
http://dx.doi.org/10.4067/s0716-10182018000300233
Bernanda Morín #488, 2° Piso, Providencia, Santiago - Chile
Fono/Fax: (56-2) 23413539 - revinf@sochinf.cl
Correspondencia: Moira Taicz, taiczmoira@yahoo.com.ar

Resumen

Introducción: La bacteriemia constituye una complicacion frecuente en los niños con cáncer, que se asocia a mayor gravedad, internación  prolongada y mortalidad. La internación prolongada condiciona mayor morbilidad y riesgo de adquisición de infecciones intranosocomiales. 

Objetivo: Analizar factores de riesgo de internación prolongada en niños con leucemia y bacteriemia. 

Pacientes y Métodos: Cohorte retrospectiva. Se incluyeron niños con leucemia internados en el Hospital Garrahan entre 1/1/2015 y 31/12/2016 con  bacteriemia. Se compararon características de pacientes con internaciones menores o mayores a 14 días. Se realizó un análisis bivariado y modelo se regresión logística. Se utilizó Stata 13. 

Resultados: n = 121. Mediana de edad 59 meses. Tenían leucemia linfoblástica 81 pacientes (67%) y leucemia mieloblástica 40 (33%). Tenían catéter venoso central (CVC) 96 de los niños (79%), neutropenia 94 (78%), neutropenia menor a 100 neutrófilos 79 (65%). La identificación en  hemocultivos fue: 55 casos (45%) enterobacterias, 28 (23%) Staphylococcus coagulasa negativa, Streptococcus spp grupo viridans 19 (16%),  Pseudomonas aeruginosa 8 (7%). Hubo co-infección viral en 14 pacientes (12%).Tuvieron menos de 14 días de internación 71 pacientes (59%) y  mayor período 50 (41%). En el análisis multivariado la bacteriemia asociada a CVC (OR 21,73; IC95% 1,2-43,20; p 0,04), neutropenia profunda al  ingreso (OR 1,75; IC95% 1,82-1,28; p 0,03) y co-infección viral (OR 27,42; IC95% 2,88-260,83; p 0,004) fueron factores de riesgo de internación > 14 días. 

Conclusiones: La bacteriemia asociada a CVC, la neutropenia profunda al ingreso y la co-infección se asociaron con una internación igual o mayor a  14 días. 

Palabras clave: Cáncer; bacteriemia; niños 

Abstract 

Introduction: Bacteremia is a frequent complication in children with cancer, which is associated with greater severity, prolonged hospitalization and  mortality. Prolonged hospitalization conditions greater morbidity and risk of acquisition of intranosocomial infections. 

Aim: To describe risk factors for prolonged hospital length of stay in children with leukemia and bacteremia. 

Methods: Cohort study. Episodes of bacteremia in patients with leukemia at Garrahan Hospital from 1/1/2015 to 31/12/2016 were reviewed. We  compared data from patients with a LOS of 14 days or more with those admitted for less than 14 days. Bivariate and logistic regression analysis was  performed. We used Stata 13 statistical package. 

Results: n = 121. Median age 59 months.81 patients (67%) had a diagnosis of acute lymphoblastic leukemia, followed by acute myeloid leukemia in  40 (33%). 96 patients (79%) had a central venous catheter (CVC), 94 patients (78%) were neutropenic. Blood cultures were positive for  enterobacteriaceae in 55 cases (45%), coagulase-negative staphylococci in 28 cases (23%), Group viridans Streptococcus in 19 (16%),  Pseudomonas aeruginosa in 8 (7%). (9%). By the multivariate analysis, three factors remained significantly associated with length of stay of more  than 14 days: CVC associated bacteremia (OR 21,73; CI95% 1.2-43.2; p 0.04), severe neutropenia (OR 1.75; CI95% 1.82-1.28; p 0.03) and  coinfection (OR 27.4; CI95% 2.8-260.8; p 0.004). 

Conclusion: CVC associated bacteremia, severe neutropenia and viral coinfection were associated with hospital LOS of more than 14 days. 

Key words: Cancer; bacteremia; children 

Introducción 

Las enfermedades oncológicas constituyen una de las causas más importantes de muerte en niños de países en desarrollo. En Argentina, según  estadísticas del Ministerio de Salud, el cáncer representó la principal causa de muerte en los niños sobre un año de edad para el año 20151

La leucemia linfoblástica aguda (LLA) y leucemia mieloblástica aguda (LMA) constituyen las enfermedades oncológicas más frecuente en niños,  seguida de los tumores de sistema nervioso central (SNC) y los linfomas2

El cáncer y la toxicidad del tratamiento sobre la médula ósea y las mucosas predisponen al paciente a presentar complicaciones infecciosas que generan gran morbimortalidad en estos pacientes3

La bacteriemia constituye una complicacion frecuente en los niños con cáncer, la que se asocia a mayor gravedad, internación prolongada y mortalidad4

La internación prolongada condiciona mayor morbilidad y riesgo de adquisición de infecciones nosocomiales por lo que otros autores han estudiado factores asociados a prolongación de la internación en los pacientes con cáncer5,6

Se realiza este estudio de cohorte para evaluar la epidemiología de los episodios de bacteriemia en los niños con leucemia y hemocultivos positivos  e identificar los factores asociados a prolongación de la internación. 

Material y Métodos 

Se realizó un estudio de cohorte retrospectivo. 

El Hospital de Pediatría Profesor Dr. Juan P Garrahan (HPDJPG) es un centro de atención de tercer nivel, cuenta con más de 600 camas de internación, cuatro unidades de cuidados intensivos (UCI), una unidad de cuidados intensivos neonatales y una unidad de trasplante de células progenitoras hematopoyéticas. Se internan niños desde el área de emergencias y consultorios externos donde los pacientes consultan en forma espontánea o derivados de otras instituciones de todo el país. Se atienden en este centro aproximadamente un tercio de los niños con cáncer de la Argentina. 

A partir de la base de datos del laboratorio de microbiología del hospital se identificaron los niños con hemocultivos positivos y diagnóstico de leucemia. Se incluyeron todos los niños bajo 16 años de edad, con diagnóstico de LLA o LMA internados en el HPDJPG entre 1 de enero de 2015 y  el 31 de diciembre de 2016 con hemocultivos positivos. Se excluyeron los pacientes con microorganismos en hemocultivos considerados  contaminantes (por ejemplo Staphylococcus coagulasa negativa, Micrococcus sp, Corynebacterium sp no asociado a catéter) y los pacientes con  diagnóstico inicial de leucemia aguda pero que en el momento de la bacteriemia hubieran recibido un trasplante de precursores hematopoyéticos. No se incluyeron en el análisis los pacientes que fallecieron antes de las dos semanas de internación para evitar sesgos en los resultados y conclusiones. 

Los hemocultivos fueron procesados mediante el sistema automatizado Bact/Alert 3D y posteriormente tipificados mediante pruebas  microbiológicas convencionales y automatizadas, siguiendo los protocolos de trabajo vigentes en el laboratorio de microbiología. Ante el cultivo  positivo en BactAlert, se realizó la caracterización morfológica mediante tinción de Gram, identificación por MALDI-TOF (Vitek MS) y sensibilidad por  Vitek 2 Compact. La sensibilidad antimicrobiana se interpretó según las guías CLSI7. 

En todos los casos se realizó estudio para la detección de virus respiratorios en secreciones nasofaríngeas. Se realizó inmunofluorescencia indirecta para detección de virus respiratorio sincicial, adenovirus, virus parainfluenza 1,2 y 3, influenza A y B y reacción de polimerasa en cadena (RPC) para influenza A y B y adenovirus. 

A partir de la revisión de las historias clínicas informatizadas, se registraron en una base de datos las antecedentes demográficos (sexo, edad, lugar de origen), epidemiológicos (antecedentes de colonización con algún microorganismo multi-resistente), catéter venoso central (CVC) o periférico, internación y características de la internación, uso previo de antimicrobianos, tipo y duración de los antimicrobianos recibidos, quimioterapia recibida en los últimos 30 días, fármaco quimioterápico utilizado, dosis y tiempo transcurrido hasta la bacteriemia, características clínicas (tipo de leucemia, estadio de la enfermedad, recaída o no, motivo de internación, foco clínico de infección al ingreso y en el momento de la bacteriemia, insuficiencia renal, insuficiencia hepática, coagulopatía co-existentes, identificación de co-infecciones virales en el momento de la bacteriemia, recuento absoluto de neutrófilos al momento de la bacteriemia, días de duración de la neutropenia) y evolutivas de los pacientes (duración de la internación, duración de  los antimicrobianos, requerimientos de cuidados intensivos, cura o recaída microbiológica). 

Se compararon las características de los pacientes con internaciones de menor o mayor de 14 días. Se estimaron las frecuencias y porcentajes de  las variables categóricas y la mediana y rango intercuartilo (RIC) de las continuas. Se realizó un análisis bivariado utilizando según la distribución de  las variables test de t o de Wilcoxon Ranksumm para las variables continuas, y test de χ2 para las categóricas. Se construyó un modelo de regresión logística con las variables clínicamente significativas y las que presentaran significancia estadística en el análisis bivariado. La fuerza de la asociación se estimó con odds ratio (OR), su intervalo de confianza de 95% (IC95%) y valor de p. Se consideró estadísticamente significativo con p <  0,05. Se utilizó Stata 13. El estudio fue aprobado por el Comité de Investigación del hospital. 

Definiciones 

Neutropenia: recuento absoluto de neutrófilos (RAN) < 500 células/mm 3. 

Neutropenia profunda: RAN < 100 células/mm 3. 

Multi-resistencia: resistencia comprobada al menos a dos grupos de antimicrobianos además de las resistencias naturales de la bacteria en estudio. 

Resultados 

Se incluyeron 121 pacientes. Eran varones 62 (51%) y la mediana de edad fue 59 meses (RIC 35- 79). Veinticinco eran mayores de 12 años (21%). 

La enfermedad de base fue LLA en 81 pacientes (67%) y LMA en 40 (33%). Tenían catéter de larga permanencia en el momento de la bacteriemia 96 niños (79%), neutropenia 94 (78%), neutropenia grave 79 (65%). La mediana de días transcurridos desde el inicio de la última quimioterapia hasta el momento de la bacteriemia fue de 11 días (RIC 5-13). La mediana de duración de la internación en todos los pacientes incluidos fue de 16 días (RIC 11-30). 

Presentaban algún foco clínico de infección en el momento de la bacteriemia 63 pacientes (52%); 35 (29%) fueron bacteriemias asociadas a catéter. Se consideró bacteriemia primaria en 23 niños (19%) (Tabla 1). 

Tabla 1. Características demográficas y clínicas de 121 niños con leucemia y bacteriemia .

Tabla 1. Características demográficas y clínicas de 121 niños con leucemia y bacteriemia (Continuación)

En esta cohorte de pacientes con leucemia y hemocultivos positivos, se identificaron en 55 casos (45%) enterobacterias, 28 (23%) Staphylococcus  coagulasa negativa, 19 (16%) Streptococcus spp. grupo viridans, ocho (7%) Pseudomonas aeruginosa y otros 11 (9%). 

Se identificaron 8 pacientes (7%) con bacilos gramnegativos productores de β-lactamasas de espectro extendido (BLEE) y en seis casos (5%) bacterias multiresistentes (Figura 1). 

Figura 1 Hallazgos micro-biológicos en sangre en 121 pacientes pediátricos con leucemia y bacteriemia. *Otras enterobacterias: Serratia marcescens n: 1, Proteus mirabillis n: 1, Salmonella spp. no typhi n: 1, Aeromonas sobria n: 1, Campylobacter jejuni n: 1.

Tuvieron co-infección viral dentro de las 48 h de documentación de la bacteriemia 14 pacientes (12%). 

La mediana de duración de la fiebre fue de 3 días (RIC 1-5) y de la internación 12 días (RIC 10-14). 

La internación fue menor de 14 días en 71  pacientes (59%) e igual o mayor en 50 (41%). 

En el análisis bivariado, la neutropenia al ingreso (OR 1,49; IC95% 1,26-1,78; p 0,02), la neutropenia  profunda (OR 1,6; IC95% 1,3-1,7; p < 0,01), el tiempo menor de una semana desde el inicio de la última quimioterapia (OR 2,38; IC95% 1,02-5,52; p  0,04), la bacteriemia asociada a catéter (OR 3,51; IC95% 1,54-7,96; p 0,003) y la co-infección viral (OR 3,76; IC95% 1,16-12,11; p 0,027) se  asociaron estadísticamente a la internación igual o mayor a 14 días (Tabla 2). 

Tabla 2 Características clínicas epidemiológicas y evolutivas de 121 pacientes con leucemia según tuvieran internación menor o mayor/igual a 14 días

En el análisis multivariado (Tabla 3), ajustado por la edad mayor a 12 años, neutropenia, tiempo menor a una semana desde el inicio de la última  quimioterapia, la sepsis y el ingreso a UCI, tuvieron mayor riesgo de presentar una internación igual o mayor a 14 días, los pacientes que  presentaron bacteriemia asociada a catéter (OR 21,73; IC95% 1,2-43,20; p 0,04), neutropenia profunda al ingreso (OR 1,75; IC95% 1,82-1,28; p  0,03) y co-infección viral (OR 27,42; IC95% 2,88-260,83; p 0,004). 

Tabla 3 Análisis multivariado. Factores de riesgo asociados a internación mayor a 14 días en 121 pacientes pediátricos con leucemia

Discusión 

Las enfermedades oncohematológicas constituyen una de las principales causas de morbi-mortalidad en pediatría. En los últimos años, diversos  factores han modificado la epidemiología de las complicaciones en los pacientes oncológicos: aumento en la sobrevida, mayor uso de catéteres de  larga permanencia, nuevos tratamientos quimioterápicos con neutropenias más intensas y prolongadas8

En los niños con cáncer y fiebre, la predicción de la duración de la neutropenia, el estadio de la enfermedad de base, las co-morbilidades asociadas  y la presencia de determinados focos clínicos, permiten identificar a aquellos pacientes con mayor riesgo de bacteriemia y mortalidad4,9

La frecuencia reportada de hemocultivos  positivos en niños con cáncer es variable en la literatura científica. Se reporta que hasta 30% de los pacientes internados con neutropenia febril de  alto riesgo tendrá hemocultivos positivos10. En un trabajo realizado en el Hospital Garrahan, se reportó 23% de bacteriemia en niños admitidos con  neutropenia febril. En esa serie el microorganismo más frecuente fue Staphylococcus coagulasa negativa11

En el trabajo aquí presentado, las enterobacterias fueron los microorganismos más frecuentemente detectados. En la última década se describe a  universalmente un aumento de las infecciones por bacilos gramnegativos, en especial de aquellos con aumento de la resistencia a antimicrobianos.  Un estudio multicéntrico realizado en Argentina en adultos con enfermedad oncohematológica concluyó en el predominio de las bacteriemias por  bacilos gramnegativos en pacientes con y sin neutropenia12. La frecuencia de presentación de bacilos gramnegativos multi-resistentes es variable  segun cada centro. En el estudio presentado las bacterias con resistencia probada a más de dos grupos de antimicrobianos (multi-resistentes) fue  sólo de 5%. 

La internación prolongada afecta negativamente la calidad de vida de estos pacientes, además de aumentar el riesgo de morbilidad y los costos de la enfermedad oncohematológica13. Es por ello que se consideró como outcome principal en este estudio la internación igual o mayor 14 días. 

La mediana de días de internación en nuestra cohorte fue superior a la reportada en otros estudios que también analizan la duración de la  internación en niños con cáncer. Probablemente, la prolongación de la internación esté relacionada con que todos los pacientes incluidos en este  estudio tuvieron hemocultivos positivos, representando al grupo de pacientes de mayor gravedad6,14. Un estudio realizado en México en niños con  bacteriemia y neutropenia febril reportó una mediana de 19 días de internación, similar a lo reportada en nuestro estudio5

Basu y cols., evaluaron los factores de riesgo de internación prolongada en niños con enfermedad oncohematológica, e identificaron que los  pacientes con LMA y múltiples tumores vs LLA y los que presentaban alguna co-morbilidad al ingreso, tenían mayor riesgo de internación  prolongada6. Otro estudio también relacionó la duración de la internación con el tipo de enfermedad de base. Los pacientes con leucemia  permanecen más tiempo internados, en especial aquellos con LMA15. Nuestra cohorte estuvo compuesta en su totalidad por niños con LLA y LMA.  No se encontró asociación entre el tipo de leucemia y la internación prolongada. Sin embargo, la neutropenia profunda al ingreso, en estrecha  relación con el tipo de quimioterapia recibida y la enfermedad subyacente, se asoció con mayor duración de la internación en nuestro estudio. 

Las bacteriemias relacionadas a catéter representan una causa importante de morbilidad y mortalidad, posponiendo en algunos casos la realización  del tratamiento de la enfermedad de base y prolongando los días de internación16. En la cohorte analizada, se encontró asociación en el modelo multivariado entre la duración de la internación mayor a 14 días y la bacteriemia asociada a CVC.

Varias publicaciones exploran las infecciones por virus respiratorios en niños con cáncer. La frecuencia reportada de identificación de virus respiratorios en niños internados con neutropenia febril  es alta17,18. Sin embargo, su rol como factor de mal pronóstico es discutido en la literatura  científica. En un estudio publicado en 2016 que incluyó niños con neutropenia febril, se identificó que la infección por virus respiratorios, solos o en co-infección con otros virus no condicionó peor pronóstico19. Durante la pandemia de 2009 se observó mayor morbimortalidad en los pacientes  afectados por influenza H1N1 en términos de hipoxemia y requerimientos de ingreso a UCI20. En aquellos pacientes que presentan co-infección  bacteriana se observan mayores requerimiento de UCI y valores de proteína C reactiva más elevados que en los que presentan infección virus-virus. En el estudio aquí presentado, la co-infección viral se asoció a la internación prolongada mayor de 14 días. 

Entre los niños con leucemia y hemocultivos positivos se encuentran pacientes gravemente enfermos con alto riesgo de mortalidad y otros con  bacteriemia secundaria a infecciones menos críticas. Una limitante de este trabajo es que no pudo ajustarse en el modelo multivariado la duración de la internación al score de gravedad de los pacientes al momento de la  bacteriemia ya que no fue registrado al inicio. Se requieren estudios  prospectivos que incorporen esta variable al análisis. 

Por otro lado, no se encontró asociación en este estudio entre la internación prolongada y la bacteriemia por bacterias multi-resistentes o  pseudomonas aeruginosa, descritas en otros estudios21. Sin embargo, esta falta de asociación estadística puede deberse a falta de poder de la  muestra. 

Las principales fortalezas de este estudio residen en la identificación microbiológica de las bacterias aisladas en hemocultivos utilizada para la  incorporación de los pacientes a esta cohorte. Si bien la epidemiología de las bacteriemias en niños con cáncer es variable en cada centro, la  evolución, duración de la internación y pronóstico serán mas comparables según los microorganismos identificados. Es fundamental conocer la epidemiología de las infecciones en los pacientes con cáncer y fiebre para adecuar los tratamientos empíricos recomendados en cada institución. 

Conocer la epidemiología de este tipo de infecciones graves en niños con cáncer, e identificar los factores de riesgo asociados a la prolongación de  la internación permitirá la administración más racional de los recursos sanitarios y la mejora en la calidad de atención de estos pacientes. 

Conclusiones 

En esta cohorte de niños internados con leucemia aguda (LLA o LMA) bajo tratamiento quimioterápico y hemocultivos positivos, predominaron las infecciones por enterobacterias. La bacteriemia asociada a catéter, la neutropenia profunda al ingreso y la co-infección viral se asociaron  significativamente con una internación mayor a 14 días. Se requieren estudios prospectivos que evalúen los factores asociados a la internación  prolongada en estos pacientes para poder administrar en forma adecuada los recursos en salud. 

El presente estudio no tuvo fuente de financiamiento externo.

Referencias Bibliográficas

1.- Ministerio de Salud de la Nación. Secretaría de políticas, regulación e institutos. Dirección de estadísticas e información de salud. Estadísticas vitales 2015. Disponible en http://www.deis. msal.gov.ar/wp-content/uploads/2016/12/Serie5Numero59.pdf (acceso junio de 2017).

2.- Registro Oncopediátrico Hospitalario Argentino: incidencia 2000-2009 supervivencia 2000-2007 tendencia de mortalidad 1997-2010/Florencia  Moreno [et.al.]. – 1a ed. - Buenos Aires: Instituto Nacional del Cáncer, 2012.

3.- Smith M A, Altekruse S F, Adamson P C, Reaman G H, Seibel N L. Declining childhood and adolescent cancer mortality. Cancer 2014; 120 (16):  497-506. doi: 10.1002/cncr .28748. 

4.- Paganini H R, Aguirre C, Puppa G, Garbini C, Ruiz Guiñazú J, Ensinck G, et al. A prospective, multicentric scoring system to predict mortality in febrile neutropenic children with cancer. Cancer 2007; 109 (12): 2572-9. DOI: 10.1002/cncr .22704. 

5.- Avilés-Robles M, Ojha R P, González M, Ojeda-Diezbarroso K, Dorantes-Acosta E, Jackson B E, et al. Bloodstream infections and inpatient length of stay among pediatric cancer patients with febrile neutropenia in Mexico City. Am J Infect Control 2014; 42 (11): 1235-7. doi:  10.1016/j.ajic.2014. 07.021. 
6.- Basu S, Fernández I, Fisher S, Asselin B L, Lyman G H. Length of stay and mortality associated with febrile neutropenia among children with  cancer. J Clin Oncol 23: 7958-66. DOI: 10.1200/ JCO.2005.01.6378. 

7.- Performance Standards for Antimicrobial Susceptibility Testing Clinical and laboratory Standards Institute, 25-26th Edition). 

8.- Feld R. Bloodstream infections in cancer patients with febrile neutropenia. Int J Antimicrob Agents 2008; 32 Suppl 1: S30-3. 

9.- Freifeld A G, Bow E J, Sepkowitz K A, Boeckh M J, Ito J I, Mullen C A, et al. Infectious Diseases Society of America. Clinical practice guideline for the use of antimicrobial agents in neutropenic patients with cancer: 2010 update by the Infectious Diseases Society of America. Clin Infect Dis 2011; 52 (4): e56-93. doi: 10.1093/cid/ciq147. 

10.- Santolaya M E, Farfán M J, De La Maza V, Cociña M, Santelices F, Álvarez A M, et al. Diagnosis of bacteremia in febrile neutropenic episodes in children with cancer: microbiologic and molecular approach. Pediatr Infect Dis J 2011; 30 (11): 957-61. doi: 10.1097/INF.0b013e31822a37d7. 

11.- Taicz M, Pérez M G, Caccavo J, et al. Características clínicas, microbiológicas y evolutivas de 392 episodios de neutropenia y fiebre en pediatría. XII Congreso Argentino de la Sociedad Argentina de Infectología. Córdoba. 2012. P oster. 

12.- Herrera F, Laborde A, Roccia Rossi I, Guerrini G, Valledor A, Jordan R, et al. Impacto clínico y epidemiología de bacteriemias en pacientes con  cáncer o trasplante de células progenitoras hematopoyéticas con y sin neutropenia en la era de la multiresistencia. Presentacion oral. SADI 2017.  Mar del Palta Argentina. Disponible en: http://sadi2017.posterselectronicos. com/Abstract/e981daca-194c-4286-a56b-d25d0dfebc9f/ (acceso junio de 2017). 

13.- Mueller E, Croop J, Carroll A. Fever and neutropenia hospital discharges in children with cancer: A 2012 update. Pediatric Hematology and  Oncology 2016; 33 (1): 39-48. https://doi.org/1 0.3109/08880018.2015.1102998. 

14.- Kuo F C, Wang S M, Shen C F, Ma Y J, Ho T S, Chen J S, et al. Bloodstream infections in pediatric patients with acute leukemia: Emphasis on  gram-negative bacteria infections. J Microbiol Immunol Infect. 2017; 50: 507-13. DOI: https://doi.org/ 10.1016/j.jmii.2015.08.013. 

15.- Hakim H, Flynn P M, Knapp K M, Srivastava D K, Gaur A H. Etiology and clinical course of febrile neutropenia in children with cancer. J Pediatr  Hematol Oncol 2009; 31 (9): 623-9. doi: 10.1016/j.jmii.2015.08.013. 

16.- Worth L, Slavin M, Brown G, Black J. Catheter-related bloodstream infections in Hematology: Time for standardized surveillance? Cancer 2007;  109 (7): 1215-26. DOI: 10.1002/cncr .22527. 

17.- Soderman M, Rhedin S, Tolfvenstam T, Rotzén-Östlund M, Albert J, Broliden K, et al. Frequent respiratory viral infections in children with febrile  neutropenia - a prospective follow-up study. PLoS One 2016; 11: e0157398. https://doi.org/10.1371/journal. pone.0157398. 

18.- Lindblom A, Bhadri V, Soderhall S, Ohrmalm L, Wong M, Norbeck O, et al. Respiratory viruses, a common microbiological finding in neutropenic children with fever. J Clin Virol 2010; 47: 234-7. doi: 10.1016/j. jcv.2009.11.026. 

19.- Torres J P, De la Maza V, Kors L, Villarroel M, Piemonte P,  Izquierdo G, et al. Respiratory viral infections and coinfections in children with cancer, fever and neutropenia: clinical outcome of infections caused by different respiratory viruses. Pediatr Infect Dis J 2016; 35: 949-54. doi:  10.1097/INF.000000000000120. 

20.- Paganini H, Parra A, Ruvinsky S, Viale D, Baumeister E, Bologna R, et al Clinical features and outcome of 2009 influenza A (H1N1) virus  infections in children with malignant diseases: a case-control study. J Pediatr Hematol Oncol 2011; 33: e5-8. doi: 10.1097/MPH.0b013e3181f73f68. 

21.- Rosa R G, Goldani L Z. Factors associated with hospital length of stay among cancer patients with febrile neutropenia. PLoS One 2014; 9: e108969. https://doi.org/10.1371/journal. pone.0108969. 

Los autores declaran que no presentan conflictos de interés

Resumen

Introducción: La bacteriemia constituye una complicacion frecuente en los niños con cáncer, que se asocia a mayor gravedad, internación  prolongada y mortalidad. La internación prolongada condiciona mayor morbilidad y riesgo de adquisición de infecciones intranosocomiales. 

Objetivo: Analizar factores de riesgo de internación prolongada en niños con leucemia y bacteriemia. 

Pacientes y Métodos: Cohorte retrospectiva. Se incluyeron niños con leucemia internados en el Hospital Garrahan entre 1/1/2015 y 31/12/2016 con  bacteriemia. Se compararon características de pacientes con internaciones menores o mayores a 14 días. Se realizó un análisis bivariado y modelo se regresión logística. Se utilizó Stata 13. 

Resultados: n = 121. Mediana de edad 59 meses. Tenían leucemia linfoblástica 81 pacientes (67%) y leucemia mieloblástica 40 (33%). Tenían catéter venoso central (CVC) 96 de los niños (79%), neutropenia 94 (78%), neutropenia menor a 100 neutrófilos 79 (65%). La identificación en  hemocultivos fue: 55 casos (45%) enterobacterias, 28 (23%) Staphylococcus coagulasa negativa, Streptococcus spp grupo viridans 19 (16%),  Pseudomonas aeruginosa 8 (7%). Hubo co-infección viral en 14 pacientes (12%).Tuvieron menos de 14 días de internación 71 pacientes (59%) y  mayor período 50 (41%). En el análisis multivariado la bacteriemia asociada a CVC (OR 21,73; IC95% 1,2-43,20; p 0,04), neutropenia profunda al  ingreso (OR 1,75; IC95% 1,82-1,28; p 0,03) y co-infección viral (OR 27,42; IC95% 2,88-260,83; p 0,004) fueron factores de riesgo de internación > 14 días. 

Conclusiones: La bacteriemia asociada a CVC, la neutropenia profunda al ingreso y la co-infección se asociaron con una internación igual o mayor a  14 días. 

Palabras clave: Cáncer; bacteriemia; niños 

Abstract 

Introduction: Bacteremia is a frequent complication in children with cancer, which is associated with greater severity, prolonged hospitalization and  mortality. Prolonged hospitalization conditions greater morbidity and risk of acquisition of intranosocomial infections. 

Aim: To describe risk factors for prolonged hospital length of stay in children with leukemia and bacteremia. 

Methods: Cohort study. Episodes of bacteremia in patients with leukemia at Garrahan Hospital from 1/1/2015 to 31/12/2016 were reviewed. We  compared data from patients with a LOS of 14 days or more with those admitted for less than 14 days. Bivariate and logistic regression analysis was  performed. We used Stata 13 statistical package. 

Results: n = 121. Median age 59 months.81 patients (67%) had a diagnosis of acute lymphoblastic leukemia, followed by acute myeloid leukemia in  40 (33%). 96 patients (79%) had a central venous catheter (CVC), 94 patients (78%) were neutropenic. Blood cultures were positive for  enterobacteriaceae in 55 cases (45%), coagulase-negative staphylococci in 28 cases (23%), Group viridans Streptococcus in 19 (16%),  Pseudomonas aeruginosa in 8 (7%). (9%). By the multivariate analysis, three factors remained significantly associated with length of stay of more  than 14 days: CVC associated bacteremia (OR 21,73; CI95% 1.2-43.2; p 0.04), severe neutropenia (OR 1.75; CI95% 1.82-1.28; p 0.03) and  coinfection (OR 27.4; CI95% 2.8-260.8; p 0.004). 

Conclusion: CVC associated bacteremia, severe neutropenia and viral coinfection were associated with hospital LOS of more than 14 days. 

Key words: Cancer; bacteremia; children 

Introducción 

Las enfermedades oncológicas constituyen una de las causas más importantes de muerte en niños de países en desarrollo. En Argentina, según  estadísticas del Ministerio de Salud, el cáncer representó la principal causa de muerte en los niños sobre un año de edad para el año 20151

La leucemia linfoblástica aguda (LLA) y leucemia mieloblástica aguda (LMA) constituyen las enfermedades oncológicas más frecuente en niños,  seguida de los tumores de sistema nervioso central (SNC) y los linfomas2

El cáncer y la toxicidad del tratamiento sobre la médula ósea y las mucosas predisponen al paciente a presentar complicaciones infecciosas que generan gran morbimortalidad en estos pacientes3

La bacteriemia constituye una complicacion frecuente en los niños con cáncer, la que se asocia a mayor gravedad, internación prolongada y mortalidad4

La internación prolongada condiciona mayor morbilidad y riesgo de adquisición de infecciones nosocomiales por lo que otros autores han estudiado factores asociados a prolongación de la internación en los pacientes con cáncer5,6

Se realiza este estudio de cohorte para evaluar la epidemiología de los episodios de bacteriemia en los niños con leucemia y hemocultivos positivos  e identificar los factores asociados a prolongación de la internación. 

Material y Métodos 

Se realizó un estudio de cohorte retrospectivo. 

El Hospital de Pediatría Profesor Dr. Juan P Garrahan (HPDJPG) es un centro de atención de tercer nivel, cuenta con más de 600 camas de internación, cuatro unidades de cuidados intensivos (UCI), una unidad de cuidados intensivos neonatales y una unidad de trasplante de células progenitoras hematopoyéticas. Se internan niños desde el área de emergencias y consultorios externos donde los pacientes consultan en forma espontánea o derivados de otras instituciones de todo el país. Se atienden en este centro aproximadamente un tercio de los niños con cáncer de la Argentina. 

A partir de la base de datos del laboratorio de microbiología del hospital se identificaron los niños con hemocultivos positivos y diagnóstico de leucemia. Se incluyeron todos los niños bajo 16 años de edad, con diagnóstico de LLA o LMA internados en el HPDJPG entre 1 de enero de 2015 y  el 31 de diciembre de 2016 con hemocultivos positivos. Se excluyeron los pacientes con microorganismos en hemocultivos considerados  contaminantes (por ejemplo Staphylococcus coagulasa negativa, Micrococcus sp, Corynebacterium sp no asociado a catéter) y los pacientes con  diagnóstico inicial de leucemia aguda pero que en el momento de la bacteriemia hubieran recibido un trasplante de precursores hematopoyéticos. No se incluyeron en el análisis los pacientes que fallecieron antes de las dos semanas de internación para evitar sesgos en los resultados y conclusiones. 

Los hemocultivos fueron procesados mediante el sistema automatizado Bact/Alert 3D y posteriormente tipificados mediante pruebas  microbiológicas convencionales y automatizadas, siguiendo los protocolos de trabajo vigentes en el laboratorio de microbiología. Ante el cultivo  positivo en BactAlert, se realizó la caracterización morfológica mediante tinción de Gram, identificación por MALDI-TOF (Vitek MS) y sensibilidad por  Vitek 2 Compact. La sensibilidad antimicrobiana se interpretó según las guías CLSI7. 

En todos los casos se realizó estudio para la detección de virus respiratorios en secreciones nasofaríngeas. Se realizó inmunofluorescencia indirecta para detección de virus respiratorio sincicial, adenovirus, virus parainfluenza 1,2 y 3, influenza A y B y reacción de polimerasa en cadena (RPC) para influenza A y B y adenovirus. 

A partir de la revisión de las historias clínicas informatizadas, se registraron en una base de datos las antecedentes demográficos (sexo, edad, lugar de origen), epidemiológicos (antecedentes de colonización con algún microorganismo multi-resistente), catéter venoso central (CVC) o periférico, internación y características de la internación, uso previo de antimicrobianos, tipo y duración de los antimicrobianos recibidos, quimioterapia recibida en los últimos 30 días, fármaco quimioterápico utilizado, dosis y tiempo transcurrido hasta la bacteriemia, características clínicas (tipo de leucemia, estadio de la enfermedad, recaída o no, motivo de internación, foco clínico de infección al ingreso y en el momento de la bacteriemia, insuficiencia renal, insuficiencia hepática, coagulopatía co-existentes, identificación de co-infecciones virales en el momento de la bacteriemia, recuento absoluto de neutrófilos al momento de la bacteriemia, días de duración de la neutropenia) y evolutivas de los pacientes (duración de la internación, duración de  los antimicrobianos, requerimientos de cuidados intensivos, cura o recaída microbiológica). 

Se compararon las características de los pacientes con internaciones de menor o mayor de 14 días. Se estimaron las frecuencias y porcentajes de  las variables categóricas y la mediana y rango intercuartilo (RIC) de las continuas. Se realizó un análisis bivariado utilizando según la distribución de  las variables test de t o de Wilcoxon Ranksumm para las variables continuas, y test de χ2 para las categóricas. Se construyó un modelo de regresión logística con las variables clínicamente significativas y las que presentaran significancia estadística en el análisis bivariado. La fuerza de la asociación se estimó con odds ratio (OR), su intervalo de confianza de 95% (IC95%) y valor de p. Se consideró estadísticamente significativo con p <  0,05. Se utilizó Stata 13. El estudio fue aprobado por el Comité de Investigación del hospital. 

Definiciones 

Neutropenia: recuento absoluto de neutrófilos (RAN) < 500 células/mm 3. 

Neutropenia profunda: RAN < 100 células/mm 3. 

Multi-resistencia: resistencia comprobada al menos a dos grupos de antimicrobianos además de las resistencias naturales de la bacteria en estudio. 

Resultados 

Se incluyeron 121 pacientes. Eran varones 62 (51%) y la mediana de edad fue 59 meses (RIC 35- 79). Veinticinco eran mayores de 12 años (21%). 

La enfermedad de base fue LLA en 81 pacientes (67%) y LMA en 40 (33%). Tenían catéter de larga permanencia en el momento de la bacteriemia 96 niños (79%), neutropenia 94 (78%), neutropenia grave 79 (65%). La mediana de días transcurridos desde el inicio de la última quimioterapia hasta el momento de la bacteriemia fue de 11 días (RIC 5-13). La mediana de duración de la internación en todos los pacientes incluidos fue de 16 días (RIC 11-30). 

Presentaban algún foco clínico de infección en el momento de la bacteriemia 63 pacientes (52%); 35 (29%) fueron bacteriemias asociadas a catéter. Se consideró bacteriemia primaria en 23 niños (19%) (Tabla 1). 

Tabla 1. Características demográficas y clínicas de 121 niños con leucemia y bacteriemia .

Tabla 1. Características demográficas y clínicas de 121 niños con leucemia y bacteriemia (Continuación)

En esta cohorte de pacientes con leucemia y hemocultivos positivos, se identificaron en 55 casos (45%) enterobacterias, 28 (23%) Staphylococcus  coagulasa negativa, 19 (16%) Streptococcus spp. grupo viridans, ocho (7%) Pseudomonas aeruginosa y otros 11 (9%). 

Se identificaron 8 pacientes (7%) con bacilos gramnegativos productores de β-lactamasas de espectro extendido (BLEE) y en seis casos (5%) bacterias multiresistentes (Figura 1). 

Figura 1 Hallazgos micro-biológicos en sangre en 121 pacientes pediátricos con leucemia y bacteriemia. *Otras enterobacterias: Serratia marcescens n: 1, Proteus mirabillis n: 1, Salmonella spp. no typhi n: 1, Aeromonas sobria n: 1, Campylobacter jejuni n: 1.

Tuvieron co-infección viral dentro de las 48 h de documentación de la bacteriemia 14 pacientes (12%). 

La mediana de duración de la fiebre fue de 3 días (RIC 1-5) y de la internación 12 días (RIC 10-14). 

La internación fue menor de 14 días en 71  pacientes (59%) e igual o mayor en 50 (41%). 

En el análisis bivariado, la neutropenia al ingreso (OR 1,49; IC95% 1,26-1,78; p 0,02), la neutropenia  profunda (OR 1,6; IC95% 1,3-1,7; p < 0,01), el tiempo menor de una semana desde el inicio de la última quimioterapia (OR 2,38; IC95% 1,02-5,52; p  0,04), la bacteriemia asociada a catéter (OR 3,51; IC95% 1,54-7,96; p 0,003) y la co-infección viral (OR 3,76; IC95% 1,16-12,11; p 0,027) se  asociaron estadísticamente a la internación igual o mayor a 14 días (Tabla 2). 

Tabla 2 Características clínicas epidemiológicas y evolutivas de 121 pacientes con leucemia según tuvieran internación menor o mayor/igual a 14 días

En el análisis multivariado (Tabla 3), ajustado por la edad mayor a 12 años, neutropenia, tiempo menor a una semana desde el inicio de la última  quimioterapia, la sepsis y el ingreso a UCI, tuvieron mayor riesgo de presentar una internación igual o mayor a 14 días, los pacientes que  presentaron bacteriemia asociada a catéter (OR 21,73; IC95% 1,2-43,20; p 0,04), neutropenia profunda al ingreso (OR 1,75; IC95% 1,82-1,28; p  0,03) y co-infección viral (OR 27,42; IC95% 2,88-260,83; p 0,004). 

Tabla 3 Análisis multivariado. Factores de riesgo asociados a internación mayor a 14 días en 121 pacientes pediátricos con leucemia

Discusión 

Las enfermedades oncohematológicas constituyen una de las principales causas de morbi-mortalidad en pediatría. En los últimos años, diversos  factores han modificado la epidemiología de las complicaciones en los pacientes oncológicos: aumento en la sobrevida, mayor uso de catéteres de  larga permanencia, nuevos tratamientos quimioterápicos con neutropenias más intensas y prolongadas8

En los niños con cáncer y fiebre, la predicción de la duración de la neutropenia, el estadio de la enfermedad de base, las co-morbilidades asociadas  y la presencia de determinados focos clínicos, permiten identificar a aquellos pacientes con mayor riesgo de bacteriemia y mortalidad4,9

La frecuencia reportada de hemocultivos  positivos en niños con cáncer es variable en la literatura científica. Se reporta que hasta 30% de los pacientes internados con neutropenia febril de  alto riesgo tendrá hemocultivos positivos10. En un trabajo realizado en el Hospital Garrahan, se reportó 23% de bacteriemia en niños admitidos con  neutropenia febril. En esa serie el microorganismo más frecuente fue Staphylococcus coagulasa negativa11

En el trabajo aquí presentado, las enterobacterias fueron los microorganismos más frecuentemente detectados. En la última década se describe a  universalmente un aumento de las infecciones por bacilos gramnegativos, en especial de aquellos con aumento de la resistencia a antimicrobianos.  Un estudio multicéntrico realizado en Argentina en adultos con enfermedad oncohematológica concluyó en el predominio de las bacteriemias por  bacilos gramnegativos en pacientes con y sin neutropenia12. La frecuencia de presentación de bacilos gramnegativos multi-resistentes es variable  segun cada centro. En el estudio presentado las bacterias con resistencia probada a más de dos grupos de antimicrobianos (multi-resistentes) fue  sólo de 5%. 

La internación prolongada afecta negativamente la calidad de vida de estos pacientes, además de aumentar el riesgo de morbilidad y los costos de la enfermedad oncohematológica13. Es por ello que se consideró como outcome principal en este estudio la internación igual o mayor 14 días. 

La mediana de días de internación en nuestra cohorte fue superior a la reportada en otros estudios que también analizan la duración de la  internación en niños con cáncer. Probablemente, la prolongación de la internación esté relacionada con que todos los pacientes incluidos en este  estudio tuvieron hemocultivos positivos, representando al grupo de pacientes de mayor gravedad6,14. Un estudio realizado en México en niños con  bacteriemia y neutropenia febril reportó una mediana de 19 días de internación, similar a lo reportada en nuestro estudio5

Basu y cols., evaluaron los factores de riesgo de internación prolongada en niños con enfermedad oncohematológica, e identificaron que los  pacientes con LMA y múltiples tumores vs LLA y los que presentaban alguna co-morbilidad al ingreso, tenían mayor riesgo de internación  prolongada6. Otro estudio también relacionó la duración de la internación con el tipo de enfermedad de base. Los pacientes con leucemia  permanecen más tiempo internados, en especial aquellos con LMA15. Nuestra cohorte estuvo compuesta en su totalidad por niños con LLA y LMA.  No se encontró asociación entre el tipo de leucemia y la internación prolongada. Sin embargo, la neutropenia profunda al ingreso, en estrecha  relación con el tipo de quimioterapia recibida y la enfermedad subyacente, se asoció con mayor duración de la internación en nuestro estudio. 

Las bacteriemias relacionadas a catéter representan una causa importante de morbilidad y mortalidad, posponiendo en algunos casos la realización  del tratamiento de la enfermedad de base y prolongando los días de internación16. En la cohorte analizada, se encontró asociación en el modelo multivariado entre la duración de la internación mayor a 14 días y la bacteriemia asociada a CVC.

Varias publicaciones exploran las infecciones por virus respiratorios en niños con cáncer. La frecuencia reportada de identificación de virus respiratorios en niños internados con neutropenia febril  es alta17,18. Sin embargo, su rol como factor de mal pronóstico es discutido en la literatura  científica. En un estudio publicado en 2016 que incluyó niños con neutropenia febril, se identificó que la infección por virus respiratorios, solos o en co-infección con otros virus no condicionó peor pronóstico19. Durante la pandemia de 2009 se observó mayor morbimortalidad en los pacientes  afectados por influenza H1N1 en términos de hipoxemia y requerimientos de ingreso a UCI20. En aquellos pacientes que presentan co-infección  bacteriana se observan mayores requerimiento de UCI y valores de proteína C reactiva más elevados que en los que presentan infección virus-virus. En el estudio aquí presentado, la co-infección viral se asoció a la internación prolongada mayor de 14 días. 

Entre los niños con leucemia y hemocultivos positivos se encuentran pacientes gravemente enfermos con alto riesgo de mortalidad y otros con  bacteriemia secundaria a infecciones menos críticas. Una limitante de este trabajo es que no pudo ajustarse en el modelo multivariado la duración de la internación al score de gravedad de los pacientes al momento de la  bacteriemia ya que no fue registrado al inicio. Se requieren estudios  prospectivos que incorporen esta variable al análisis. 

Por otro lado, no se encontró asociación en este estudio entre la internación prolongada y la bacteriemia por bacterias multi-resistentes o  pseudomonas aeruginosa, descritas en otros estudios21. Sin embargo, esta falta de asociación estadística puede deberse a falta de poder de la  muestra. 

Las principales fortalezas de este estudio residen en la identificación microbiológica de las bacterias aisladas en hemocultivos utilizada para la  incorporación de los pacientes a esta cohorte. Si bien la epidemiología de las bacteriemias en niños con cáncer es variable en cada centro, la  evolución, duración de la internación y pronóstico serán mas comparables según los microorganismos identificados. Es fundamental conocer la epidemiología de las infecciones en los pacientes con cáncer y fiebre para adecuar los tratamientos empíricos recomendados en cada institución. 

Conocer la epidemiología de este tipo de infecciones graves en niños con cáncer, e identificar los factores de riesgo asociados a la prolongación de  la internación permitirá la administración más racional de los recursos sanitarios y la mejora en la calidad de atención de estos pacientes. 

Conclusiones 

En esta cohorte de niños internados con leucemia aguda (LLA o LMA) bajo tratamiento quimioterápico y hemocultivos positivos, predominaron las infecciones por enterobacterias. La bacteriemia asociada a catéter, la neutropenia profunda al ingreso y la co-infección viral se asociaron  significativamente con una internación mayor a 14 días. Se requieren estudios prospectivos que evalúen los factores asociados a la internación  prolongada en estos pacientes para poder administrar en forma adecuada los recursos en salud. 

El presente estudio no tuvo fuente de financiamiento externo.

CERRAR
BIODIAGNOSTICO
LABORATORIO DE MEDICINA
» Abrir toda la revista
Bioquímica Molecular +- Diagnóstico Clínico Aplicado +- Gestión de la Calidad +- Actualidad +- Bioresearch +- Novedades CUBRA +- Agenda de formación continua y posgrado »