Revista Bioreview Edición 68 - Abril 2017

BIODIAGNOSTICO
LABORATORIO DE MEDICINA

 

Veintiún países de Asia y de las Américas comparten experiencias sobre dengue en un seminario impulsado por la OPS/OMS

Washington, DC, 14 de marzo de 2017 (OPS/OMS)Con el fin de intercambiar experiencias y mejores prácticas en el diagnóstico de dengue, el manejo clínico de los pacientes y la vigilancia de la enfermedad, expertos y profesionales de la salud de 21 países de Asia y de las Américas comparten experiencias esta semana en un taller organizado por la Organización Panamericana de la Salud (OPS), el Ministerio de Salud de Brasil y el Programa de Cooperación de Singapur, en Brasilia.

 Los participantes provienen de países de Asia (India, Malasia, Filipinas, Singapur, Tailandia y Vietnam) y de América Latina y el Caribe (Barbados, Brasil, Colombia, Costa Rica, Cuba, República Dominicana, El Salvador, Guyana Francesa, Jamaica, México, Nicaragua, Paraguay, Perú, Puerto Rico y Venezuela).

El dengue es la infección viral transmitida por mosquitos de mayor propagación en el mundo 390 millones de infecciones cada año y representa un grave problema para la salud pública. Es “la enfermedad del siglo, con una distribución muy incierta”, advirtió Raman Velayudhan, coordinador de Ecología y Gestión de Vectores de la Organización Mundial de la Salud (OMS). Mientras que la malaria está disminuyendo, el dengue está creciendo a nivel mundial, afirmó el experto.

Velayudhan describió la dengue como una enfermedad dinámica y, al mismo tiempo, descuidada. El dengue es la mayor amenaza debido al cambio climático y ambiental, lo que facilita la adaptación de los vectores (Aedes aegypti y Aedes albopictus)”, señaló. “Estos mosquitos son capaces de poner sus huevos en muchos lugares diferentes. ¿Cómo podemos eliminarlos a todos? En gran escala, será un desafío prácticamente imposible. Por lo tanto, tenemos que llevar a la población a un nivel de concientización para que esto suceda”, consideró y señaló que la OMS ha estado trabajando en una serie de herramientas y tecnologías para ayudar a varios países en el control de vectores.

Los primeros registros de dengue en América Latina datan desde hace 400 años, según José Luis San Martín, asesor regional de la OPS/OMS para el control del dengue. “América es un continente con una larga historia de circulación del virus dengue y la OPS/OMS tiene registro de datos de nuestros países de más de 40 años. El dengue se ha ido incrementando y aumentando su complejidad sumándose a esta situación la llegada que llegada de dos nuevos Arbovirus, el virus Chikungunya y el del Zika”, indicó.

De acuerdo con Luis Gerardo Castellanos, jefe de la Unidad de Enfermedades Desatendidas, Tropicales y Transmitidas por Vectores de OPS/OMS, la organización concentra sus esfuerzos en las personas que viven en condiciones de vulnerabilidad y pobreza extrema en las Américas. “El dengue es un problema de generaciones, que nos desafía cada vez más. Tenemos que ser más fuerte que este vector y esta enfermedad “, sostuvo. Castellanos consideró que la reunión entre países de Asia y de América es una iniciativa enriquecedora en términos de salud pública. “Tenemos que compartir las mejores prácticas que nuestros países han acumulado con el tiempo” para fortalecer el combate a esta enfermedad, confió el especialista.

El coordinador general del Programa Nacional para el Control y la Prevención de la Malaria y las Enfermedades Transmitidas por el Aedes del Ministerio de Salud de Brasil, Divino Valero Martins, explicó la situación experimentada por su país en los últimos años. “Estamos pasando por tiempos difíciles, debido principalmente a la capacidad de adaptación del Aedes aegypti para los nuevos arbovirus”. Una de las preocupaciones expresadas fue en relación con la infestación de Aedes, que ya está presente en hasta el 80% de los municipios brasileños. “Tenemos circulación simultánea de los tres arbovirus (dengue, chikungunya y zika). La similitud entre ellos trae un conjunto de preguntas desde los puntos de vista clínico y de laboratorio, ya que a menudo se cruzan los resultados”, indicó.

Martins cree que es esencial tener en cuenta los factores que contribuyen a la propagación de los arbovirus, que puede ayudar a “entender lo complejo que es llevar a cabo el control de vectores de una manera más integral”. Según el coordinador, es importante comprender que cuestiones como el saneamiento básico inadecuado, la expansión urbana desordenada, la densidad de población en las ciudades, las irregularidades en el suministro de agua y los residuos domésticos, son responsables del 80% de los focos de mosquitos. “Tenemos que repensar la política. Se necesitan varios medidas para combatir el dengue” desde todos los sectores, agregó.

Siew Fei CHIN, jefa de Misión y encargada de negocios de la Embajada de la República de Singapur en Brasilia, habló sobre cómo su país se ha enfrentado al principal transmisor del dengue, el Aedes. “Estamos probando nuevos métodos de control de vectores, como la infección de los mosquitos con la bacteria Wolbachia, que puede complementar los esfuerzos de reducción de la población del vector en la comunidad”, dijo. “Estaremos felices de compartir todo lo que aprendamos. Esperamos que el intercambio de ideas e información nos beneficie a todos”, afirmó.

El Primer Taller Internacional Asia-América Latina sobre Diagnóstico, Manejo Clínico y Vigilancia del Dengue, que finaliza este 16 de marzo, es una oportunidad de aprendizaje e intercambio para los profesionales de la salud de la región, donde el diagnóstico del dengue se ha complejizado desde finales de 2013 debido a la circulación de otros arbovirus como el zika y el chikv, que presentan cuadros clínicos similares.

Washington, DC, 14 de marzo de 2017 (OPS/OMS)Con el fin de intercambiar experiencias y mejores prácticas en el diagnóstico de dengue, el manejo clínico de los pacientes y la vigilancia de la enfermedad, expertos y profesionales de la salud de 21 países de Asia y de las Américas comparten experiencias esta semana en un taller organizado por la Organización Panamericana de la Salud (OPS), el Ministerio de Salud de Brasil y el Programa de Cooperación de Singapur, en Brasilia.

 Los participantes provienen de países de Asia (India, Malasia, Filipinas, Singapur, Tailandia y Vietnam) y de América Latina y el Caribe (Barbados, Brasil, Colombia, Costa Rica, Cuba, República Dominicana, El Salvador, Guyana Francesa, Jamaica, México, Nicaragua, Paraguay, Perú, Puerto Rico y Venezuela).

El dengue es la infección viral transmitida por mosquitos de mayor propagación en el mundo 390 millones de infecciones cada año y representa un grave problema para la salud pública. Es “la enfermedad del siglo, con una distribución muy incierta”, advirtió Raman Velayudhan, coordinador de Ecología y Gestión de Vectores de la Organización Mundial de la Salud (OMS). Mientras que la malaria está disminuyendo, el dengue está creciendo a nivel mundial, afirmó el experto.

Velayudhan describió la dengue como una enfermedad dinámica y, al mismo tiempo, descuidada. El dengue es la mayor amenaza debido al cambio climático y ambiental, lo que facilita la adaptación de los vectores (Aedes aegypti y Aedes albopictus)”, señaló. “Estos mosquitos son capaces de poner sus huevos en muchos lugares diferentes. ¿Cómo podemos eliminarlos a todos? En gran escala, será un desafío prácticamente imposible. Por lo tanto, tenemos que llevar a la población a un nivel de concientización para que esto suceda”, consideró y señaló que la OMS ha estado trabajando en una serie de herramientas y tecnologías para ayudar a varios países en el control de vectores.

Los primeros registros de dengue en América Latina datan desde hace 400 años, según José Luis San Martín, asesor regional de la OPS/OMS para el control del dengue. “América es un continente con una larga historia de circulación del virus dengue y la OPS/OMS tiene registro de datos de nuestros países de más de 40 años. El dengue se ha ido incrementando y aumentando su complejidad sumándose a esta situación la llegada que llegada de dos nuevos Arbovirus, el virus Chikungunya y el del Zika”, indicó.

De acuerdo con Luis Gerardo Castellanos, jefe de la Unidad de Enfermedades Desatendidas, Tropicales y Transmitidas por Vectores de OPS/OMS, la organización concentra sus esfuerzos en las personas que viven en condiciones de vulnerabilidad y pobreza extrema en las Américas. “El dengue es un problema de generaciones, que nos desafía cada vez más. Tenemos que ser más fuerte que este vector y esta enfermedad “, sostuvo. Castellanos consideró que la reunión entre países de Asia y de América es una iniciativa enriquecedora en términos de salud pública. “Tenemos que compartir las mejores prácticas que nuestros países han acumulado con el tiempo” para fortalecer el combate a esta enfermedad, confió el especialista.

El coordinador general del Programa Nacional para el Control y la Prevención de la Malaria y las Enfermedades Transmitidas por el Aedes del Ministerio de Salud de Brasil, Divino Valero Martins, explicó la situación experimentada por su país en los últimos años. “Estamos pasando por tiempos difíciles, debido principalmente a la capacidad de adaptación del Aedes aegypti para los nuevos arbovirus”. Una de las preocupaciones expresadas fue en relación con la infestación de Aedes, que ya está presente en hasta el 80% de los municipios brasileños. “Tenemos circulación simultánea de los tres arbovirus (dengue, chikungunya y zika). La similitud entre ellos trae un conjunto de preguntas desde los puntos de vista clínico y de laboratorio, ya que a menudo se cruzan los resultados”, indicó.

Martins cree que es esencial tener en cuenta los factores que contribuyen a la propagación de los arbovirus, que puede ayudar a “entender lo complejo que es llevar a cabo el control de vectores de una manera más integral”. Según el coordinador, es importante comprender que cuestiones como el saneamiento básico inadecuado, la expansión urbana desordenada, la densidad de población en las ciudades, las irregularidades en el suministro de agua y los residuos domésticos, son responsables del 80% de los focos de mosquitos. “Tenemos que repensar la política. Se necesitan varios medidas para combatir el dengue” desde todos los sectores, agregó.

Siew Fei CHIN, jefa de Misión y encargada de negocios de la Embajada de la República de Singapur en Brasilia, habló sobre cómo su país se ha enfrentado al principal transmisor del dengue, el Aedes. “Estamos probando nuevos métodos de control de vectores, como la infección de los mosquitos con la bacteria Wolbachia, que puede complementar los esfuerzos de reducción de la población del vector en la comunidad”, dijo. “Estaremos felices de compartir todo lo que aprendamos. Esperamos que el intercambio de ideas e información nos beneficie a todos”, afirmó.

El Primer Taller Internacional Asia-América Latina sobre Diagnóstico, Manejo Clínico y Vigilancia del Dengue, que finaliza este 16 de marzo, es una oportunidad de aprendizaje e intercambio para los profesionales de la salud de la región, donde el diagnóstico del dengue se ha complejizado desde finales de 2013 debido a la circulación de otros arbovirus como el zika y el chikv, que presentan cuadros clínicos similares.

CERRAR
BIODIAGNOSTICO
LABORATORIO DE MEDICINA
» Abrir toda la revista
Bioquímica Molecular +- Diagnóstico Clínico Aplicado +- Gestión de la Calidad +- Actualidad +- Bioresearch +- Novedades CUBRA +- Agenda de formación continua y posgrado »