Revista Bioreview Edición 67 - Marzo 2017

BIODIAGNOSTICO
LABORATORIO DE MEDICINA

 

Infección humana por el virus de la gripe aviar A(H7N9) — China

Brotes epidémicos, 22 de febrero de 2017 - El 4 de febrero de 2017, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de Taipéi notificaron su quinto caso de infección humana por virus de la gripe aviar A(H7N9)

Datos del caso

El paciente, un hombre de 69 años, viajó a la ciudad de Yangjiang (Provincia de Guangdong, China), donde estuvo del 18 de septiembre de 2016 al 25 de enero de 2017. El 23 de enero, mientras seguía en Guangdong, presentó fiebre y escalofríos, y el 25 volvió a Taiwán, donde acudió a urgencias. En la consulta no se detectó fiebre ni neumonía, y una prueba rápida de gripe realizada con una muestra orofaríngea resultó negativa. Al día siguiente se analizaron mediante PCR otras muestras que dieron negativo para virus de la gripe A.

El 1 de febrero volvió a urgencias con fiebre, tos productiva y disnea. Se diagnosticó neumonía bilateral e insuficiencia respiratoria, por lo que fue intubado. Nuevas muestras de esputo obtenidas el 2 de febrero dieron positivo para virus de la gripe aviar A(H7N9).

El rastreo de contactos tras la detección de este caso reveló que dos de sus seis colegas de China continental habían tenido síntomas de las vías respiratorias superiores que se resolvieron con el tratamiento. Dos familiares seguían asintomáticos cuando se redactó el informe.

Hasta ahora no se ha identificado ninguna fuente de exposición de este paciente al virus de la gripe aviar A(H7N9). Negó cualquier exposición a aves vivas o a mercados de aves de corral vivas durante su estancia en la Provincia de Guangdong. Asimismo, negó haber estado expuesto a otras personas con enfermedades sospechosas. Tras su regreso a Taiwán (China) se mantuvo en su casa o en el hospital.

Desde principios de 2013 hasta la fecha se han notificado en virtud del Reglamento Sanitario Internacional 1223 casos confirmados de infección humana por virus de la gripe aviar A(H7N9).

Entre ellos hay 5 notificados por los CDC de Taipéi, 20 por el Centro de Protección Sanitaria de Hong Kong, 1 por la Región Autónoma Especial de Macao, 2 por Canadá y 1 por Malasia.

Respuesta de salud pública

Los CDC de Taipéi han tomado medidas como: 

La realización de investigaciones epidemiológicas, y el rastreo, gestión y observación médica de los contactos. 

El refuerzo de la vigilancia de la neumonía de causa desconocida, la vigilancia centinela sistemática de la gripe, y la vigilancia virológica de la gripe y la gripe aviar.

Se han enviado a la Comisión de Salud y Planificación Familiar de China los antecedentes de viaje del caso para que siga investigando. 

El Departamento de Agricultura de Taiwán (China) viene vigilando la gripe aviar en las aves silvestres y de corral desde 1997. En 2015 se detectaron virus de la gripe aviar A(H7N9) en aves silvestres, pero según los análisis filogenéticos, dichos virus eran distintos de los que actualmente infectan a las aves de corral en la China continental y causan infecciones colaterales en personas expuestas a esas aves infectadas.

Evaluación del riesgo por la OMS

En años anteriores se han descrito aumentos súbitos similares del número de casos de infección humana por virus de la gripe aviar A(H7N9), pero el número de casos detectados este año es superior al de estaciones anteriores. El número de casos de comienzo posterior a 1 de octubre de 2016 representa aproximadamente una tercera parte de la totalidad de los casos de infección humana por virus de la gripe aviar A(H7N9) notificados desde 2013.

No obstante, las infecciones humanas por virus de la gripe aviar A(H7N9) siguen siendo infrecuentes. Para evaluar el riesgo y ajustar a tiempo las medidas destinadas a gestionarlo es fundamental una observación estrecha de la situación epidemiológica y una caracterización de los virus humanos más recientes.

En la mayoría de los casos humanos la exposición al virus de la gripe aviar A(H7N9) se produce por contacto con aves de corral infectadas o entornos contaminados, en particular en mercados de aves de corral vivas. Como se sigue detectando el virus en animales y en el medio y se siguen vendiendo aves de corral vivas, son de prever nuevos casos humanos. Dado que el virus circula en aves de corral de otras zonas de China sin ser detectado, también es de esperar que se produzcan nuevos casos esporádicos en provincias que hasta ahora no se han visto afectadas.

En caso de que algún paciente de las zonas afectadas viaje al extranjero, es posible que la infección se detecte en otro país durante el viaje o a su llegada. Aún así, es improbable una propagación a nivel comunitario, dado que el virus no se transmite fácilmente de persona a persona.

Aunque ha habido pequeños conglomerados de casos de infección humana por virus de la gripe aviar A(H7N9), algunos de los cuales han afectado a profesionales sanitarios, los datos epidemiológicos y virológicos actuales indican que el virus no ha adquirido la capacidad de transmitirse de forma sostenida entre los seres humanos. Así pues, por el momento se considera improbable la propagación del virus a nivel comunitario.

Consejos de la OMS

La OMS aconseja a quienes viajen a países donde haya brotes conocidos de gripe aviar que eviten las granjas de aves, el contacto con animales en los mercados de aves vivas, la entrada en instalaciones donde se sacrifiquen aves de corral y el contacto con cualquier superficie que parezca estar contaminada por heces de aves de corral o de otros animales. Los viajeros deben lavarse frecuentemente las manos con agua y jabón y prestar atención a la inocuidad y la higiene de los alimentos. 

La OMS no recomienda la realización de exámenes especiales en los puntos de entrada ni la aplicación de restricciones a los viajes ni al comercio en relación con este evento. Como siempre, habrá que pensar en el diagnóstico de infección por virus de la gripe aviar en pacientes que presenten síntomas respiratorios agudos graves durante viajes a zonas donde haya gripe aviar, o poco después de la vuelta de dichos viajes. 

La OMS alienta a los países a que sigan reforzando la vigilancia de la gripe, en particular la vigilancia de las infecciones respiratorias agudas graves; examinen cuidadosamente todos los casos inusuales para garantizar la notificación de las infecciones humanas de conformidad con el Reglamento Sanitario Internacional (2005) y sigan con sus medidas nacionales de preparación sanitaria.

Brotes epidémicos, 22 de febrero de 2017 - El 4 de febrero de 2017, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de Taipéi notificaron su quinto caso de infección humana por virus de la gripe aviar A(H7N9)

Datos del caso

El paciente, un hombre de 69 años, viajó a la ciudad de Yangjiang (Provincia de Guangdong, China), donde estuvo del 18 de septiembre de 2016 al 25 de enero de 2017. El 23 de enero, mientras seguía en Guangdong, presentó fiebre y escalofríos, y el 25 volvió a Taiwán, donde acudió a urgencias. En la consulta no se detectó fiebre ni neumonía, y una prueba rápida de gripe realizada con una muestra orofaríngea resultó negativa. Al día siguiente se analizaron mediante PCR otras muestras que dieron negativo para virus de la gripe A.

El 1 de febrero volvió a urgencias con fiebre, tos productiva y disnea. Se diagnosticó neumonía bilateral e insuficiencia respiratoria, por lo que fue intubado. Nuevas muestras de esputo obtenidas el 2 de febrero dieron positivo para virus de la gripe aviar A(H7N9).

El rastreo de contactos tras la detección de este caso reveló que dos de sus seis colegas de China continental habían tenido síntomas de las vías respiratorias superiores que se resolvieron con el tratamiento. Dos familiares seguían asintomáticos cuando se redactó el informe.

Hasta ahora no se ha identificado ninguna fuente de exposición de este paciente al virus de la gripe aviar A(H7N9). Negó cualquier exposición a aves vivas o a mercados de aves de corral vivas durante su estancia en la Provincia de Guangdong. Asimismo, negó haber estado expuesto a otras personas con enfermedades sospechosas. Tras su regreso a Taiwán (China) se mantuvo en su casa o en el hospital.

Desde principios de 2013 hasta la fecha se han notificado en virtud del Reglamento Sanitario Internacional 1223 casos confirmados de infección humana por virus de la gripe aviar A(H7N9).

Entre ellos hay 5 notificados por los CDC de Taipéi, 20 por el Centro de Protección Sanitaria de Hong Kong, 1 por la Región Autónoma Especial de Macao, 2 por Canadá y 1 por Malasia.

Respuesta de salud pública

Los CDC de Taipéi han tomado medidas como: 

La realización de investigaciones epidemiológicas, y el rastreo, gestión y observación médica de los contactos. 

El refuerzo de la vigilancia de la neumonía de causa desconocida, la vigilancia centinela sistemática de la gripe, y la vigilancia virológica de la gripe y la gripe aviar.

Se han enviado a la Comisión de Salud y Planificación Familiar de China los antecedentes de viaje del caso para que siga investigando. 

El Departamento de Agricultura de Taiwán (China) viene vigilando la gripe aviar en las aves silvestres y de corral desde 1997. En 2015 se detectaron virus de la gripe aviar A(H7N9) en aves silvestres, pero según los análisis filogenéticos, dichos virus eran distintos de los que actualmente infectan a las aves de corral en la China continental y causan infecciones colaterales en personas expuestas a esas aves infectadas.

Evaluación del riesgo por la OMS

En años anteriores se han descrito aumentos súbitos similares del número de casos de infección humana por virus de la gripe aviar A(H7N9), pero el número de casos detectados este año es superior al de estaciones anteriores. El número de casos de comienzo posterior a 1 de octubre de 2016 representa aproximadamente una tercera parte de la totalidad de los casos de infección humana por virus de la gripe aviar A(H7N9) notificados desde 2013.

No obstante, las infecciones humanas por virus de la gripe aviar A(H7N9) siguen siendo infrecuentes. Para evaluar el riesgo y ajustar a tiempo las medidas destinadas a gestionarlo es fundamental una observación estrecha de la situación epidemiológica y una caracterización de los virus humanos más recientes.

En la mayoría de los casos humanos la exposición al virus de la gripe aviar A(H7N9) se produce por contacto con aves de corral infectadas o entornos contaminados, en particular en mercados de aves de corral vivas. Como se sigue detectando el virus en animales y en el medio y se siguen vendiendo aves de corral vivas, son de prever nuevos casos humanos. Dado que el virus circula en aves de corral de otras zonas de China sin ser detectado, también es de esperar que se produzcan nuevos casos esporádicos en provincias que hasta ahora no se han visto afectadas.

En caso de que algún paciente de las zonas afectadas viaje al extranjero, es posible que la infección se detecte en otro país durante el viaje o a su llegada. Aún así, es improbable una propagación a nivel comunitario, dado que el virus no se transmite fácilmente de persona a persona.

Aunque ha habido pequeños conglomerados de casos de infección humana por virus de la gripe aviar A(H7N9), algunos de los cuales han afectado a profesionales sanitarios, los datos epidemiológicos y virológicos actuales indican que el virus no ha adquirido la capacidad de transmitirse de forma sostenida entre los seres humanos. Así pues, por el momento se considera improbable la propagación del virus a nivel comunitario.

Consejos de la OMS

La OMS aconseja a quienes viajen a países donde haya brotes conocidos de gripe aviar que eviten las granjas de aves, el contacto con animales en los mercados de aves vivas, la entrada en instalaciones donde se sacrifiquen aves de corral y el contacto con cualquier superficie que parezca estar contaminada por heces de aves de corral o de otros animales. Los viajeros deben lavarse frecuentemente las manos con agua y jabón y prestar atención a la inocuidad y la higiene de los alimentos. 

La OMS no recomienda la realización de exámenes especiales en los puntos de entrada ni la aplicación de restricciones a los viajes ni al comercio en relación con este evento. Como siempre, habrá que pensar en el diagnóstico de infección por virus de la gripe aviar en pacientes que presenten síntomas respiratorios agudos graves durante viajes a zonas donde haya gripe aviar, o poco después de la vuelta de dichos viajes. 

La OMS alienta a los países a que sigan reforzando la vigilancia de la gripe, en particular la vigilancia de las infecciones respiratorias agudas graves; examinen cuidadosamente todos los casos inusuales para garantizar la notificación de las infecciones humanas de conformidad con el Reglamento Sanitario Internacional (2005) y sigan con sus medidas nacionales de preparación sanitaria.

CERRAR
BIODIAGNOSTICO
LABORATORIO DE MEDICINA
» Abrir toda la revista
Bioquímica Molecular +-
Diagnóstico Clínico Aplicado +- Gestión de la Calidad +- Actualidad +- Bioresearch +- Novedades CUBRA +- Agenda de formación continua y posgrado »